Antoine Griezmann | EFE

Traición de Griezmann: “¿Me quieres?” (y no es con el Barça de Messi)

stop

El ofrecimiento secreto del crack francés

23 de noviembre de 2018 (15:35 CET)

Antoine Griezmann fue el gran protagonista del pasado mercado de fichajes. Su llegada al Barça parecía clara. Todo parecía indicar que él mismo lo iba a anunciar a través de aquel famoso documental. Pero finalmente decidió renovar por el Atlético de Madrid.

Durante esos días hubo mucha polémica alrededor del jugador. Muchas fuentes informaban de que había sido el propio Griezmann el que se había ofrecido al Barcelona de Leo Messi. Lo que pocos saben es que no fue el único equipo al que el jugador francés llamó a sus puertas.

Messi pide un último crack al Barça (y no es Griezmann) | EFE

Griezmann se ofreció al Madrid

Antoine habría cometido lo que mucho en el Atlético catalogarían como traición. El delantero galo se puso en contacto con el Real Madrid para negociar su traspaso. “¿Me quieres?”, fueron las palabras que le dedicó a Florentino Pérez.

El club blanco se mostró bastante interesado en esta propuesta. La marcha de Cristiano Ronaldo dejaba un gran vacío en la plantilla y Griezmann era el candidato perfecto para ocupar su plaza.

Además, este movimiento sería una triple victoria. Reforzaría su equipo, le quitaría al eterno rival a uno de sus fichajes y le robaría al otro gran equipo de la capital madrileña a su buque insignia.

Una ficha muy elevada

El principal problema que frenó el fichaje de Griezmann por el Real Madrid fueron las pretensiones económicas del jugador francés. Antoine iba llegar al conjunto blanco con estatus de galáctico y quería tener un sueldo acorde.

Florentino Pérez estaba de acuerdo con esto y le propuso una ficha cercana a los 15 millones de euros por temporada. La decepción del delantero galo fue importante, ya que tenía encima de la mesa una propuesta de renovación del Atlético con la que se llevaría 20 kilos anuales.

El Real Madrid se negó a igualarle la oferta y Griezmann acabó renovando con su club. El francés, que es ahora uno de los futbolistas mejor pagados del mundo, de momento no está justificando su ficha. Su rendimiento en el equipo rojiblanco está siendo pobre y la dirección deportiva colchonera ya se pregunta si se equivocaron en no vendérselo al eterno rival.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad