Theo Hernández calienta a Zidane con una filtración en el Real Madrid

stop

Los comentarios en el entorno del jugador corren como la pólvora

21 de agosto de 2017 (21:26 CET)

Cambiar el Alavés por el Real Madrid no es moco de pavo. Ahora le llega la prueba de verdad al joven Theo Hernández, que brilló en Vitoria pero este año está destinado a calentar banquillo.

El futbolista francés ha bajado de golpe a la realidad. Le ha bastado con ver la gestión de Zinedine Zidane en los cuatro partidos oficiales disputados para hacerse a la idea de lo que le espera. El técnico galo está calentito

No jugó contra el Manchester United, apenas lo hizo en el doble partido contra el Barça –fue un cambio simbólico, como el de Dani Ceballos– ni ante el Deportivo.

El jugador, y su entorno, intuyen que robará más minutos en los partidos del Madrid en el Bernabéu, para irse aclimatando. Del mismo modo, en partidos flojos de la Champions y la Copa.

Sin embargo, este será un año de estar condenado al ostracismo. Más, incluso, de lo que le habían vendido de entrada. Su gran problema se llama Marcelo.

El segundo capitán del Real Madrid es un peso pesado en el vestuario. Y, como su buen amigo Cristiano Ronaldo, quiere jugarlo todo. Al menos, mientras se sienta fuerte, como ahora.

Primera exigencia cumplida

Theo tendrá sus momentos, pero la presión de su entorno no se ha hecho esperar. En el Barça habría gozado de más oportunidades, y lo sabe.

En el vestuario se han disparado las alarmas. Los pesos pesados han detectado que Theo llegaba con aires de crack y que puede ser una bomba si no juega. Habrá que ir al loro.

Por lo pronto, ya ha ejercido una primera medida de presión: que el Madrid no fiche a ningún lateral derecho. El joven Achraf tendrá ficha del primer equipo.

Esto significa que Theo podrá dar descanso, también, a Dani Carvajal cuando sea necesario. Jugar, como hacía Danilo, alternando los dos laterales. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad