Santiago Solari, entrenador del Real Madrid | EFE

Solari tiene una bronca muy fea (y no es con Isco) que Sergio Ramos tapa en el Real Madrid

stop

El nuevo lío que pone Valdebebas patas arriba

01 de febrero de 2019 (13:20 CET)

Por mucho que en el Real Madrid parece que vayan mejorando la cosas, los problemas se le acumulan a Santiago Solari. Y es que, al margen de las broncas que tiene con Isco, Bale, Casemiro y compañía por cómo esta gestionando los minutos y los roles, ahora se debe sumar un nuevo jugador a esa lista.

Y es que, por mucho que Sergio Ramos lo esté intentando tapar, cuentan desde dentro que el cabreo que lleva Brahim Díaz con el técnico argentino es de los gordos. Entre otras cosas porque el jugador español lleva dos partido seguidos viendo a los suyos desde la grada.

Brahim Díaz está que trina

El mediapunta fue presentado hace apenas unos días como el crack de futuro para el Real Madrid. Florentino Pérez sabía que necesitaba un golpe en el mercado de invierno y lo que hizo fue ir a por una de la joyas del Manchester City.

Entre otras cosas porque sabía que Brahim no quería renovar con los de Pep Guardiola sabiendo que el Madrid iba detrás  de él. Y así fue. Tras pagar 12 millones de euros, Díaz aterrizó en el Bernabéu con ganas de demostrar que estaba más que preparado para vestir la camiseta blanca.

Y así lo parecía. Le dieron dorsal y ficha en el primer equipo. Y el joven delantero encantado. Sin embargo, han pasado ya unos cuantos partidos y el ‘boom’ Brahim ha desaparecido. Ahora, como ya le pasaba en el City, es carne de grada.

Brahim Díaz | EFE

Ha jugado 24 minutos desde que llegó de Inglaterra. Y no parece que vaya a jugar muchos más. Y claro, el cabreo del jugador es evidente. Y más tras ver que tampoco se va a marchar cedido, con lo que se le espera una segunda vuelta más que decepcionante en cuanto a las aspiraciones de ser importante.

Lo más probable es que, cuando llegue el verano, sí que se marche cedido a algún club para tener minutos. Pero para eso cuentan desde su entorno, se hubiese quedado en el City, donde, al menos, ya tenían un plan trazado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad