Santiago Solari | EFE

Solari saca el látigo: “Está gordo” (y cosas peores). Sergio Ramos no lo tapa más: la basura del Viktoria Plzen-Real Madrid

stop

La guerra estalla en la goleada de los blancos a los checos (0-5)

07 de noviembre de 2018 (22:53 CET)

El Real Madrid goleó al Viktoria Plzen (0-5) en la cuarta jornada de la fase de grupos de la Champions League. Con este resultado los blancos se sitúan líderes con 9 puntos, empatados con la Roma, y cinco por encima del CSKA de Moscú, dejando la clasificación a octavos de final de la Liga de Campeones prácticamente cerrada.

Fue el tercer partido de Santiago Solari al frente del equipo y el bagaje no puede ser mejor. Tres victorias en tres partidos con 11 goles a favor y ninguno en contra. La llegada del argentino ha sido una bombona de oxígeno.

Real Madrid champions gol

El nuevo invento de Santiago Solari

El míster dispuso un once sorprendente. Primero, terminó con el divertimento de Keylor Navas en la Champions League. Thibaut Courtois fue el titular. En defensa, Sergio Ramos y Nacho eran franqueados por Reguilón y Álvaro Odriozola. Con Dani Carvajal, Marcelo y Raphaël Varane lesionados, no tenía muchas más opciones.

Por delante dispuso un doble pivote, con Casemiro y Toni Kroos, con Gareth Bale, Dani Ceballos y Lucas Vázquez en la media punta. Hoy el galés empezó en la izquierda. Arriba, como referencia, estuvo Karim Benzema.

El técnico argentino buscó el gol desde la construcción y la fórmula dio resultado. Y de qué manera. En el minuto 20 Benzema recogió un balón en el área y después de un recorte medido batió Hruska para poner el 0-1 en el marcador.

Dos minutos después Casemiro remataba de cabeza un córner botado por Kroos y ponía tierra de por medio en el resultado. El Madrid se soltaba mientras el Viktoria seguía ko.

El partido quedó visto para sentencia en el 37’, con el segundo de Benzema. Y por si no estaba claro, Bale metió el cuarto en el 39’.

Gareth Bale champions

En el 58 llegaron los cambios. El canterano Javier Sánchez entraba por Sergio Ramos, mientras Vinícius lo hacía por Benzema en el 62. El brasileño le pasó por delante a Isco y a Marco Asensio.

Goleada y líderes de grupo

La entrada del brasileño revolucionó el partido. Con el Viktoria volcado sobre la portería rival, el carioca lideraba contras vertiginosas que le dieron otro aire al partido. En una de ellas llegó el quinto de la noche, obra de Kroos. En el 72’ entró Isco y a partir de ahí los blancos se dedicaron a dormir el partido.

Sin duda, el baño de goles le fue de maravilla al Madrid, que empezaba a agonizar de sequía. Pero al margen de ello, la otra noticia destacable estuvo en el banquillo. Allí donde empezaron Marco Asensio, Luka Modric y, sobre todo, Isco Alarcón.

Aviso a Isco Alarcón

Ya es la segunda vez consecutiva que el técnico deja en el banquillo al de Arroyo dela Miel. La foto que colgó su pareja Sara Sálamo en Instagram la noche de Halloween, mientras el Madrid jugaba la ida de los dieciseisavos de la Copa del Rey en Melilla, sigue trayendo cola. Aunque el jugador haya insinuado en su cuenta de la red social que se la tomó en otro momento.

Resultado de imagen de halloween isco

El rendimiento del andaluz hace mucho que deja que desear. Algo que no pasa desapercibido ni para la afición. “Esta gordo”, se podía escuchar en la grada durante el partido contra el Valladolid del pasado sábado cuando salió al terreno de juego.

Solari no está para tonterías. El ex del Málaga estaba protegido por Julen Lopetegui. Con el vasco vivía muy bien. Pero son el argentino todo ha cambiado. El míster no debe nada a nadie.

Y ojo, porque todo ello se suma a varios episodios extradeportivos que no olvidan en el Real Madrid. Ni en el vestuario, donde le consideran un “traidor”, tal y como apuntaba el periodista cercano al Madrid Juan Luis Galiacho, como en la cúpula, donde las amenazas con marcharse al FC Barcelona para conseguir un contrato mejor no se olvidan. Y es que ahí, en la T4 del Santiago Bernabéu, también tienen parte de responsabilidad del banquetazo de Isco.

Latigazos para Asensio y Modric

El otro latigazo se lo llevó Marco Asensio. Todavía se espera al balear esta temporada. Sus actuaciones han sido más que estériles. Ni rastro del crack aspirante al Balón de Oro que se ha vendido cuando ha firmado alguna buena actuación. De esas que ya no se ven en el Santiago Bernabéu. Lleva demasiado tiempo viviendo del cuento de los goles que le anotó al FC Barcelona en la Supercopa de España hace dos temporadas.

Y el jugador lo sabe. Como la de Isco, la cara que tenía cuando Vinícius le pasaba por delante fue para enmarcar. Y es que el mensaje fue claro y directo. O espabilan o están en la calle.

La decisión no les gustó un pelo y el mosqueo que llevaban en el camino a los vestuarios no pasó desapercibido.

Y es que menos les gustó aún que el brasileño se soltara como lo hizo. Su entrada espoleó el partido. El delantero aportó ese punto que necesita el Madrid. En otras palabras, retrató a los dos españoles.

El otro señalado fue Luka Modric. “Ya se ha ido al Inter”, ironizan en Chamartín. El jugador está muy lejos de lo que fue. A sus 33 años ha terminado su etapa en el Madrid. Es hora de hacer las maletas. Y si n las hace él se las harán desde el seno del club.

Luka Modric champions banquillo

Punto final para Keylor Navas

Y no es la única decisión que hoy se tomó con el beneplácito de Florentino. El que Keylor se quedara en el banquillo no fue casualidad. Como decíamos, se le acabó el divertimento. La orden fue clara y directa. Thibaut Courtois no ha venido a jugar en el Madrid: ha venido a ser titular. Hace demasiado tiempo que Florentino quiere quitarse de encima al tico.

Sergio Ramos debe andar con ojo

Y ojo a Sergio Ramos. Se dice que el pasado sábado se frenó una sonora pitada al capitán desde la cúpula. Y sin Lopetegui, en el vestuario tampoco está a salvo.

Sergio Ramos champions

Lo ocurrido hoy en Plzen deja claro que se acabaron las concesiones en el equipo blanco. Los que quieran un puesto deberán trabajar. Solari no se casa con nadie y hoy se produjeron unos cuantos divorcios. Y la reconciliación no será fácil.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad