Santiago Solari, entrenador del Real Madrid | EFE

“Solari es un mentiroso”. Rebelión (y no es Isco) en el Real Madrid

stop

El técnico argentino tiene un nuevo lío en el vestuario

07 de febrero de 2019 (20:40 CET)

En el Real Madrid parece que ha vuelto la tranquilidad, por la buena imagen mostrada en los últimos partidos y el resultado ante el Barça en el Clásico de las semifinales de Copa del Rey.

Los problemas de Solari

Sin embargo, hay muchos temas sobre la mesa que tienen a Solari con un buen dolor de cabeza. Y es que el argentino no se pronuncia, sobre los problemas del vestuario, en rueda de prensa. Aunque, está claro que existen.

El más sonado es el de Isco. El malagueño volvió a quedarse con la miel en los labios en el Camp Nou y vio cómo, una vez más, su archienemigo no le dio oportunidad en un partido tan importante.

El de Marcelo es otro que también está acrecentándose, según pasan los encuentros. El brasileño no está en su mejor momento de forma y ante el Barça tuvo una oportunidad, que desaprovechó. Y en la recámara está Reguilón, que es en el lateral izquierdo que más confía el entrenador.

El extraño caso de Brahim

Pero, para culebrón es el de Brahim Díaz. El joven andaluz llegó el mes pasado al Real Madrid para reforzar el centro del campo. Al futbolista se le prometió tener protagonismo en este equipo y Solari contaba con él, sino Florentino Pérez no se hubiera precipitado en su contratación. Llegó a costar 17 millones de euros, siendo el jugador más caro de este periodo de fichajes en la Liga.

Brahim diaz Santiago Solari

Sin embargo, tras un mes en el equipo, apenas ha disfrutado de dos partidos (y no completos). Esto está llevando a los demonios a un futbolista joven y que estaba creciendo en el Manchester City. Esto puede suponer una paralización en su crecimiento como futbolista.

La rebelión del joven futbolista

“Solari es un mentiroso”, comentan algunas fuentes del entorno del jugador, que sigue sin entender como ni siquiera le convoca. Y es que, en los últimos partidos, ha sido uno de los descartes del argentino. Además, sonó para salir cedido y tampoco se concretó. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad