Simeone la lía con un comentario de Messi a Cristiano Ronaldo

stop

El Atlético suma un nuevo ridículo en el Bernabéu contra el Real Madrid

Cristiano ronaldo pone en jaque a Florentino Pérez | EFE

02 de mayo de 2017 (22:42 CET)

Entre oés. Así terminó el Atlético de Madrid en el Santiago Bernabéu. Ridiculizado.

Los del Cholo Simeone plasmaron uno de los partidos más fríos de los últimos años. Sin alma. Fueron arrollados por el Real Madrid(3-0).

En la ida de las semifinales de la Champions League se esperaba un Atlético agresivo, con ganas de revancha tras las dos finales perdidas. Nada más lejos de la realidad.

Como alma en pena pasaron los rojiblancos, esta vez vestidos de luto, por Concha Espina. Asistieron a su propio funeral. Y al de Simeone.

El técnico argentino no continuará la próxima temporada en el club madrileño a menos que logren obrar un milagro imposible en el Calderón. Nadie lo cree.

La goleada pudo ser mucho más abultada. Solo en el primer tiempo, Jan Oblak se hartó de salvar balones. La defensa rojiblanca, su gran seña de identidad, no se presentó.

El Atleti, de luto

Como si de una extraña estrategia se tratase, el Cholo Simeone no logró que sus jugadores saliesen a morder a los de Zidane. Todo lo contrario.

Ello explica que el primer gol del Real Madrid llegase en los 10 primeros minutos de juego. Lo anotó el de siempre: Cristiano Ronaldo.

Contra el rival ciudadano sumó un nuevo hat-trick ('10, '73 y '86). Tres goles muy dolorosos que lo llevan de cabeza hacia su quinto Balón de Oro.

Lo del delantero portugués con la Champions es de otro planeta. Lleva toda la temporada jugando mal, pero en Europa no falla a su cita con el gol.

103 goles en Champions

El de Madeira anotó cinco goles en los cuartos de final frente al Bayern de Múnich. En el Bernabéu firmó otro hat-trick pese a la pitada inicial que le propinó la hinchada.

Tan salvaje fue la diferencia entre ambos equipos que Simeone no tuvo más remedio que quitarse el sombrero ante el rival. Felicitó a Cristiano.

El técnico argentino sostiene que Cristiano consigue ser tan determinante como Leo Messi o, incluso, un poco más. Aunque no marque tanto las diferencias.

En los partidos importantes, pese a las críticas y su mal juego, Cristiano no falla. Lleva 103 goles en Champions, más que nadie. Suma y sigue. Marca, golea y demuestra que es un depredador. Intratable.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad