Sergio Ramos | EFE

“Si Sergio Ramos habla…” (y es por esto. Y Florentino Pérez lo tapa)

stop

El capitán del Real Madrid y el lío en Valdebebas

28 de septiembre de 2018 (17:00 CET)

​Sergio Ramos está que trina. Tanto es así que mucho ya advierten: “Si Ramos habla…”.  El capitán del Real Madrid es consciente de que el equipo se encuentra en una situación muy delicada. La derrota ante el Sevilla, donde los de Julen Lopetegui fueron atropellados por los andaluces, ha hecho mucho daño a un Madrid que tendrá que enmendar los errores este próximo fin de semana.

Y no lo tendrá nada fácil. Y es que no es otro que el Atlético de Madrid el que se plantará en el Santiago Bernabéu en un derbi que llega caliente. Los de Diego Simeone llegan con las pilas más que cargadas y con la reciente victoria en la Supercopa de Europa como plan a seguir.

No tan enchufado llega el Real, que tras el varapalo ante los de Pablo Machín, han dejado muchas dudas. Y es que una cosa es ganar ante rivales menores como el Leganés o el Getafe y la otra es enfrentarte a rivales top, y los colchoneros lo son.

La enganchada de Sergio Ramos

De ahí que el capitán haya dado un toque de atención a todos en Valdebebas. Sin embargo, ha hecho un aparte con Gareth Bale, y la enganchada ha sido de las gordas. ¿Por qué? Porque Ramos le ha pedido que se implique más.

Y es que, si bien Sergio es el líder en el vestuario y es la cara visible de este nuevo Madrid sin Cristiano Ronaldo, el delantero galés es el mejor jugador de la actual plantilla, es la estrella y debe demostrarlo.

Y no lo está haciendo. Como Benzema, empezó muy bien la temporada, pero lleva unos partidos muy flojo, desconectado y trotando por el campo. Una actitud que el central andaluz no va a tolerar más.

Gareth Bale | EFE

Más compromiso por parte de Bale

Lleva mucho tiempo callado, pero ha explotado. No es ningún secreto que el capitán y el de Cardiff nunca han sido íntimos, pero el defensa ha dejado sus diferencias a un lado y le ha exigió compromiso y que dé un paso adelante.

Ahora es el momento de demostrar a la afición que este nuevo Madrid tiene recorrido y que Bale puede ser el líder de este proyecto. Pero para ello el primero que debe dejarse la piel dentro y fuera es el delantero.

No lo está haciendo de momento y encima, como bien sabe Ramos, está reclamando una subida de ficha. Una actitud que no gusta nada al zaguero. Se lo ha hecho saber, y a su manera, es decir, con una bronca de las gordas. Un lío que Florentino Pérez tapa, pero se sabe. Veremos ante el Atlético si ha surgido o no efecto el aviso.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad