"Si se va, mejor". Los cinco jugadores del Real Madrid que apuñalan a Cristiano Ronaldo

stop

El delantero portugués divide el vestuario blanco

Cristiano Ronaldo inicia las conversaciones con el Real Madrid sobre su problema con Hacienda con tres condiciones | EFE

22 de junio de 2017 (18:37 CET)

"Aquí el único que no tiene que defender es Cristiano Ronaldo, que marca 60 goles" dijo el capitán del Real Madrid en una charla, tensa, que mantuvo el vestuario blanco a mediados de marzo.

Sergio Ramos tiró de galones para defender al crack del equipo tras el empate contra Las Palmas (3-3). El tiempo le dio la razón, ya que CR7 firmó un final de temporada espectacular que condujo al Madrid a la conquista del doblete.

Sin embargo, aún colean aquellas palabras del central. Dividieron a un vestuario que vive una situación convulsa por el aluvión de bajas que se avecina. Quedaron dos grupos bien definidos.

División

Por un lado los 'amigos' del portugués. Pepe, Marcelo, Keylor Navas y Fabio Coentrao dejaron claro su apoyo al luso. Se mostraron de acuerdo con la opinión del de Camas.

Sin embargo, los dos portugueses ya están sentenciados. Navas está en el disparadero por el posible fichaje de David de Gea y Marcelo es el único que está dando la cara por su amigo Ronaldo

Algunos jugadores no estaban tan de acuerdo con el mensaje de Ramos. Consideran que nunca debe haber tratos preferenciales en un vestuario. Que todos deben trabajar por igual. 

Isco Alarcón, Toni Kroos, Luka Modric, Álvaro Morata y Marco Asensio no entienden porque unos tienen que trabajar más que otros. Se supone que son un equipo y todos deben remar en la misma dirección.

Hacienda

Tampoco consideran que CR7 esté en condiciones de cargar con el equipo a la espalda cuando las cosas van mal. Y menos después de la que ha liado con el tema de Hacienda

Ahora el debate gira en torno a si cristiano pagará los 14,7 millones que le reclama la Agencia Tributaria. Y también trata sobre la posible salida del portugués, aunque de momento no hay ofertas. 

"Si se va mejor", zanjó un jugador. En el vestuario hay varios jugadores que sostienen la tesis de que el Madrid irá a más sin Cristiano. Que el luso puede ser un problema a la larga. 

Uno de los hombres de  Zinedine Zidane fue un poco más allá. Gareth Bale fue al que más molestaron las palabras de Ramos. El galés trasladó al presidente su malestar. Tal y como le prometió Florentino Pérez, él debe ser el heredero del liderato del equipo.