Sergio Ramos | EFE

“Si está Sergio Ramos no va”. El galáctico (y hay sorpresa) que avisa a Florentino Pérez

stop

La condición de un crack para fichar por el Real Madrid

06 de mayo de 2019 (14:00 CET)

Está confirmado, Salah no jugará la vuelta de semifinales contra el Barça. El delantero egipcio sufrió un duro golpe en la cabeza el pasado fin de semana y Jürgen Klopp ya ha confirmado que no estará.

Con el egipcio fuera y sin Firmino, las opciones de lograr una remontada histórica ante los de Ernesto Valverde son cada vez menores. Si bien es cierto que la lucha contra el Manchester City de Pep Guardiola sigue en pie para hacerse con la Premier League, Salah sabe que en Europa lo tiene muy crudo.

Es por eso que desde su entorno se están planteando salir de Anfield este mismo verano. Las opciones son varias. Eso sí, quizás las que más y mejor encajan con los planes del africano son las de Barça y Madrid.

El aviso de Salah a Florentino Pérez

Tanto en el Camp Nou como en el Santiago Bernabéu están buscando delanteros de primer nivel de cara a la próxima temporada. Sin embargo, Salah ya le ha hecho saber a Florentino Pérez que, al margen de tener la opción de los culés como preferencial, no está dispuesto a recalar en el feudo blanco si Sergio Ramos está en el equipo.

Mohamed no ha olvidado aún que fue el capitán del Real quien lo lesionó en la final de la Champions League el pasado año. Si bien es cierto que desde el Madrid siempre han hablado de acción fortuito, no son pocos los que apuntan que el central puso mucho de su parte para que Salah no pudiera continuar.

Además, apenas unos meses más tardes Ramos volvió a tocar el hombre de Salah cuando recogió el premio de mejor defensa de Europa en el sorteo de Champions. Un gesto que se hizo viral en las redes y que molestó sobremanera al delantero del Liverpool.

 

De ahí que no sean pocos los que avisen desde el entorno del delantero que “Si está Sergio Ramos no va”. Una petición/exigencia que hace que el fichaje de Mohamed por parte del Madrid se convierta casi en un imposible.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad