Sergio Ramos y Cristiano piden a Florentino que escuche ofertas para salir del Madrid

stop

Los dos pesos pesados del Real quieren dejar la entidad el 30 de junio

Cristiano Ronaldo y Sergio Ramos

02 de marzo de 2016 (11:34 CET)

El Real Madrid se desmorona. Dos de sus pesos pesados han pedido su salida del club el próximo 30 de junio. Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo han contactado en las últimas horas con el presidente, Florentino Pérez, para suplicarle que escuche ofertas por ellos en verano y falicite su marcha de la entidad.

La continuidad de Cristiano Ronaldo lleva tiempo en el aire. Los números no le salen al Real Madrid. Demasiado dinero para su rendimiento actual. El jugador siempre defendió que quería cumplir su contrato, que vence en 2018, pero la derrota en el derbi, que deja el equipo a 12 puntos del Barça, le llevó a dar un paso adelante. CR7, según El Chiringuito (Mega), contactó con Florentino el domingo, después de la rajada contra todo y todos, para pedirle ayuda para el traspaso.

Casos diferentes

Florentino, según la información, intentó calmar a Cristiano y le pidió que se centrara en terminar la temporada de la mejor manera. Hablarán en verano. Sus goles (y la Champions) cobran más importancia que nunca en este aspecto. Cuanto mejor esté Ronaldo, más elevado será su descendiente caché y más dinero obtendrán el club por la venta y él por salario en el nuevo equipo y patrocinadores. El principal dilema con el que se encuentra hoy el Real Madrid es que ingresaría por el 7 mucho menos de lo deseado. La venta requiere la colaboración de todos.

El caso de Sergio Ramos es más preocupante. El capitán se baja del barco. Acaba de renovar con el club de su vida, con cifras mareantes a pesar de su rendimiento, y también ha pedido a Florentino que escuche ofertas, según El Chiringuito. Las informaciones apuntan directamente al central, por sus continuas escapadas a Sevilla y el pobre rendimiento ofrecido esta temporada, casualmente después de la mejora de contrato. Su salida es más delicada, ya que no tiene el tirón de CR7 y su venta debería ser a bajo coste, para que los clubes interesados acepten a pagar el traspaso y mantener el salario del jugador, unos 10 millones netos por temporada.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad