Sergio Ramos interviene en dos operaciones del Real Madrid | EFE

Sergio Ramos veta tres fichajes de Zidane en un cara a cara con Florentino Pérez

stop

El capitán da un golpe en la mesa

31 de agosto de 2017 (13:02 CET)

Plantilla cerrada. Zinedine Zidane aseguró en su última rueda de prensa que se daba por satisfecho con los jugadores que tiene en el equipo para el curso que justo acaba de empezar. No obstante, si fuera por el técnico, realizaría una incorporación más antes del cierre del mercado.

Los deseos de Zidane

 Hace meses que el míster le pide a Florentino Pérez un central de primera línea para apuntalar una defensa que considera insuficiente para afrontar una temporada que se presenta larguísima.

También quiere un delantero. Un jugador que cubra la baja de Álvaro Morata y adquiera el rol que tenía el canterano. Querría un suplente capaz de revolucionar un partido en cualquier momento como hacía el joven ariete ahora en el Chelsea.

Sin embargo, en Chamartín no piensan reforzar la plantilla con ningún nuevo efectivo. Los responsables solo están pendientes de las posibles salidas, en una decisión que no solo ha sido tomada por los mandatarios.

Ramos interviene

Sergio Ramos, como capitán que es, es una de las voces más escuchadas en la T4 del Santiago Bernabéu, y el central siempre ha sido claro con los fichajes.

El de Camas señaló a los dirigentes los problemas que podría traer al equipo el fichaje de un delantero y cerró la puerta a Kylian Mbappé. El andaluz advirtió del problema que podría traer la llegada del francés en cuestión de sueldos. Y es que una de las condiciones de Mbappé para vestir de blanco era tener una ficha de crack, lo que desestabilizaría la escala salarial que tiene montada el club de Concha Espina.

Asimismo, Ramos también vetó la llegada de un central estrella como Bonucci, como tampoco aprobó ir a por Laporte o Marquinhos. El capitán tenía miedo de que cualquier incorporación en la zaga le pudiera quitar protagonismo y minutos y pidió que dejaran las cosas como estaban. No quiso más gallos en el gallinero.