Sergio Ramos alza la voz  | EFE

Sergio Ramos tiene un plan para liquidar al Barça en el Clásico

stop

El capitán del Real Madrid traza el plan a seguir más allá de la hoja de ruta de Zidane

21 de diciembre de 2017 (20:20 CET)

La conspiración para derrocar al autoritario FC Barcelona está en marcha. Llevan días maquinando. El Santiago Bernabéu debe ser el escenario del crimen.

Un correctivo de los que marcan época y un resultado: destapar las vergüenzas del eterno rival. Si el Real Madrid consigue eso, será cuestión de tiempo que el globo de Ernesto Valverde se desinfle.

Pero el Txingurri ha convertido a los suyos en un equipo rocoso. Saldrán a controlar el partido, pero con jugadores muy aptos para la recuperación. Para asfixiar la salida de balón del Madrid.

Zinedine Zidane tiene su propio plan: enjaular a Messi. Casemiro será el principal responsable, acompañado por Sergio Ramos y Varane. Kovacic, en el segundo tiempo, puede tomar el testigo.

Ramos, por su parte, tiene un plan compatible con el de Zidane: secar a Messi con juego duro. Todos tienen claro que las posibilidades del Barça pasan por los pies del astro argentino.

A morder

El Madrid saldrá a morder. A marcar territorio. A intimidar desde el primer momento. Y Ramos tendrá que paliar la ausencia de Pepe en ese tipo de trabajo sucio. Ya se le da bien.

Además, el plan del capitán blanco pasa por prestar atención a otro jugador: Luis Suárez. El fuerte temperamento del uruguayo debe ser aprovechado. Hace tiempo que no expulsan a un jugador del Barça en un clásico de Liga.

Suárez también es de los que salen a morder. De los que entran en todas las provocaciones. Y una misión de los zagueros blancos será sacarlo del partido. A ver si no lo acaba.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad