Sergio Ramos y Florentino Pérez | EFE

Sergio Ramos tiene nuevo vecino. Florentino Pérez lo cierra: ¡El primer fichaje del Real Madrid!

stop

El presidente pone en marcha la operación por un crack sorpresa

03 de diciembre de 2019 (10:20 CET)

Luka Modric cedió este lunes el testigo del Balón de Oro a Leo Messi. El centrocampista croata fue el encargado de entregar el trofeo dorado al delantero argentino.

Un Modric que cuando se alzó el curso pasado con el The Best y el Balón de Oro acababa de firmar el mejor año de su carrera. Fue clave en la llegada de la Selección de Croacia a la final del Mundial de Rusia y en la consecución de la tercera Champions League seguida del Real Madrid de Zinedine Zidane.

Sin embargo, este año todo ha cambiado. Apenas se le ha visto un choque destacable a Luka. De hecho, a pesar de ser el último Balón de Oro, no estaba ni entre los 30 primeros aspirantes para la edición de este curso.

Luka Modric

Problemas en la medular

Un Modric al que en el centro del campo solo acompañan un Casemiro que tampoco tiene relevo en el equipo y no puede jugarlo todo; un Toni Kroos al que a veces se le notan serios síntomas de cansancio; y un Fede Valverde que sigue una progresión ascendente y que firma cada vez mejores actuaciones, pero que Zidane considera demasiado verde para ser un titular indiscutible en los partidos importantes.

Por eso Florentino Pérez hace tiempo que baraja varios nombres para reforzar esta medular. Además, Modric termina contrato en junio de 2021, lo que aumenta las posibilidades de que salga el próximo verano. El Madrid no tiene intenciones de renovarlo y el que viene será el último verano en el que puedan sacar algo a cambio de su traspaso, lo que aumentará las carencias del equipo en el centro del campo.

Uno de los nombres que hay sobre la mesa es el de Fabián Ruiz, del Nápoles. El ex del Betis es uno de los favoritos del ‘presi’, que ve en el joven internacional español un jugador que puede convertirse en un símbolo en Chamartín.

El Madrid ya estuvo interesado el pasado verano en su fichaje, después de ser una pieza clave en la Selección Española durante la Eurocopa Sub-21 que acabó ganando y en la que fue nombrado Mejor Jugador.

El Real Madrid vuelve a la carga

Los blancos preguntaron entonces por sus servicios, pero los italianos reclamaron 90-100 millones de euros. Y el jugador estaría encantado de jugar en el Madrid. El Madruid ya tiene su “ok”. Pero entonces no veía con buenos ojos salir después de solo una temporada dejando tirado a un Carlo Ancelotti que le había prestado su confianza absoluta.

Además, sus intenciones pasan por intentar entrar en la convocatoria de Luis Enrique para la Eurocopa del próximo verano, y sabía que en el Madrid no tendría tantas oportunidades de brillar.

Pero el curso que viene todo cambia. La Eurocopa habrá pasado. En el Madrid habrá sitio. Y será ya su segundo año en el Nápoles. Y no tiene intenciones de ampliar su acuerdo con los napolitanos, con lo que a medio/largo plazo los italianos tendrán que venderlo si quieren sacar una buena cantidad antes de que se acerque el final de su contrato y su precio vaya a la baja. En Chamartín lo tienen decidido: será el primer fichaje a por el que vayan el próximo verano.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad