100 millones. Y en enero. Ramos traga saliva: “Florentino Pérez ha vuelto" | EFE

Sergio Ramos tiene al enemigo en casa: traición en el Real Madrid

stop

El capitán está en el punto de mira

17 de septiembre de 2018 (17:00 CET)

​Sergio Ramos es, sin duda alguna, uno de los jugadores más importantes en el Real Madrid. Y es que, al margen de ser el encargado de llevar el brazalete de capitán, el andaluz es también el líder del vestuario. Y es que Ramos encarna esa figura que tanto gusta en el club blanco: luchador, incansable, con carácter y con casta.

Ya desde que llegó al Bernabéu hace muchos años demostró que había “nacido para jugar en el Real Madrid”. Y, cuando otro de los emblemas del club se marchó, Raúl, el cogió el relevo en la capitanía.

Eso sí, en el vestuario y en el campo seguía estando a la sombra de Cristiano Ronaldo, el crack que centraba todas las miradas. Pero ahora que el luso ya forma parte del pasado, Ramos ha decidido dar un paso adelante. Pero no le ha salido como esperaba.

La traición en el Real Madrid

El caso es que el defensa ha optado ahora por ser el nuevo CR7. Al menos en cuanto a las faltas y los penaltis. El central ya ha marcado dos goles desde el punto de penalti, pero como se pudo comprobar en San Mamés, ahora ha optado también por dar un paso adelante y ser él el lanzador de faltas. Al menos las del perfil diestro.

Una idea que no acaba de convencer en el vestuario. De hecho, cuentan desde dentro que ya son varios los jugadores que están esperando a alzar la voz para dejar claro que, por mucho que Ramos sea el líder, en la plantilla hay jugadores de sobra mucho más capacitados que Sergio para ser los encargados de lanzar las faltas.

Ramos  | EFE

Entre otras cosas porque, en especial en el apartado de las faltas, no es que sea Ramos precisamente Andrea Pirlo. Se desconoce si el andaluz está practicando en los entrenos y ahora quiere abrir esa nueva carpeta en su juego, pero jugadores como Bale, Modric, Asensio o incluso Kroos parten, en principio, con cierta ventaja en este aspecto.

El lío con Sergio Ramos

El problema es que el tema de las faltas es un argumento más para todos aquellos que avisan que tras la salida de Zidane y de Cristiano, el vestuario ha pasado a ser más que dominado por el clan de los españoles. Con Lopetegui como espectador, los Ramos, Isco, Asensio y compañía son los que mueven los hilos en Valdebebas.

Veremos si el capitán decide seguir siendo él el encargado de lanzar las faltas. De momento, todos aquellos que no le siguen la corriente, ya están más que molestos con este nuevo capricho del capitán. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad