Sergio Ramos suma a un crack a la lista de bajas del Real Madrid

stop

El futuro del jugador, lejos del Santiago Bernabéu

El tapado de Florentino Pérez para relevar a Morata en el Real Madrid de Zidane es una bomba

14 de mayo de 2017 (11:14 CET)

Operación salida. El Real Madrid no da tregua. A falta de poco más de un mes para que se descorche mercado de fichajes estival, en los aledaños del Santiago Bernabéu ya trazan las líneas para la próxima campaña.

Construir un nuevo ciclo ganador y apuntalar el futuro son las bases sobre las que trabaja Florentino Pérez. Y es que con cuatro duelos clave por delante, el magnate madrileño levanta la vista y tiende puentes en clave 2017-18.

Mientras que la secretaría técnica peina el mercado para hacerse con las perlas más codiciadas y los cracks del momento, el presidente madridista también trabaja para dar salida a algunos de los hombres de la casa blanca. Si desean comprar, primero deberán llenar el saco.

En este caso, varios son los nombres marcados en rojo para abandonar este mismo verano el Bernabéu.

Las ventanas iban a depender del rendimiento de los jugadores en este tramo final de curso, por lo que lo cierto es que la buena imagen de prácticamente todos los jugadores ha complicado el trabajo. Florentino no quiere dejar volar a cualquiera.

Rumbo a la Premier

Ahora bien, no todo tienen sitio y la paciencia de estos cracks se va agotando. Uno de las salidas más claras es la de Álvaro Morata. Por mucho en el club merengue tenga defensores y piezas clave que apuntan por su continuidad, la realidad es que el delantero español desea aterrizar en un equipo donde tenga la titularidad asegurada. Se le agota la paciencia.

En el Madrid, el delantero sabe que por mucho que marque y que sea decisivo, siempre estará por detrás de los pesos pesados mientras Zidane esté en el banquillo.

La situación ha terminado con la paciencia del futbolista, que hace días que se deja querer por el Chelsea. Tras los últimos duelos, en que su carácter goleador ha pasado por alto y Zizou ha echado mano de Benzema para los duelos clave, Morata ha dado un paso al frente: "Me voy". Antonio Conte le espera con los brazos abiertos.

El mensaje ha llegado al núcleo duro del vestuario, especialmente a Sergio Ramos con quien tiene muy buena relación. Morata no quiere seguir siendo el suplente de lujo.

Dejó Italia para hacerse un nombre en el Real MadridFlorentino Pérez le prometió galones a corto/medio plazo, pero la realidad dista mucho; el jugador no quiere seguir viendo pasar los años desde el banquillo.

Su nivel es indiscutible, pero es consciente de que en el equipo madridista, al menos por ahora, será muy difícil hacerse un hueco.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad