Sergio Ramos siente un profundo desprecio por un crack del Barça (y no es Piqué) 

stop

El líder del Real Madrid destapa su tirria antes del Clásico

Sergio Ramos siente un profundo desprecio por un crack del Barça

22 de abril de 2017 (12:49 CET)

Calienta motores. Faltan poco más de 24 horas para que el gran clásico de la temporada se dispute. La batalla de titanes entre el Real Madrid y el FC Barcelona ya se palpa, por lo que la rivalidad y la concentración avanzan sin dar tregua.

Mientras que el Santiago Bernabéu se conjura para dar un golpe definitivo a la Liga, el cuadro de Luis Enrique Martínez confía en superar el bache y callar bocas en el feudo del gran enemigo.

Así pues, dos hombres con un mismo destino. Y es que más allá de los tres puntos clave, ganar el Clásico es una cuestión de orgullo. La batalla directa entre los dos peces gordos de nuestro país es evidente, por lo que se espera una noche mágica tanto para el madridismo como para el barcelonismo.

Frente a frente

Con la gran batalla en el tintero, la rivalidad toma fuerza. La tirria entre algunos de los jugadores se evidencia con el partidazo calentando motores. Un claro ejemplo de ello lo protagoniza Sergio Ramos.

El líder merengue siente verdadera tirria hacia Luis Suárez. Y es que el sentimiento de la estrella del Real Madrid contra el atacante uruguayo es claro: no lo traga, no lo soporta.

El carácter entre osado y descarado del charrúa no cae en gracia en el Bernabéu. En especial, el defensa blanco no soporta el peloteo constante del uruguayo hacia Messi. Está bien informado de todo y le parece alucinante el nivel de degradación alcanzado.

No solo por el hecho de que nada más llegar a Barcelona se comprase una casa junto a la de Messi, ni por el rollo que se traían entre manos con el mate.

Eso, le pareció insólito, pero lo que realmente le pareció el colmo fue que un killer como Suárez jugase de una forma tan descarada para favorecer a Leo.

Y a la inversa: el curso pasado, que el Suárez se perdió muchos partidos por lesión, el argentino hizo todo lo posible para que Suárez lograse el Pichichi y la Bota de Oro. Y así fue.

La mejor prueba de ello

Esta complicidad y jueguecito no sienta nada bien en el Bernabéu. Pesos pesados como Ramos o también Cristiano Ronaldo señalan este 'peloteo'.

Ahora bien, mientras que la sutileza de Messi apaga los ánimos, las contantes vaciladas de Suárez sobre el verde encienden la llama.

Por ello, Luis es uno de los jugadores más señalados y silbados en la casa blanca. En menos de 24 horas, esta rivalidad se volverá a comprobar sobre el verde. El Clásico.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad