Sergio Ramos y Marcelo | EFE

Sergio Ramos señala a las manzanas podridas del Real Madrid (y hay sorpresas muy gordas)

stop

El capitán no se calla una

13 de diciembre de 2018 (12:25 CET)

A primera vista, el cambio de Julen Lopetegui por Santiago Solari no le ha ido mal al Real Madrid. Al menos los resultados así lo corroboran.

El equipo ha pasado de llegar a ser noveno en la clasificación de la Liga a ser el cuarto clasificado, ha superado sin problemas los dieciseisavos de final de la Copa del Rey y completó los deberes en la Champions League en la quinta jornada de la fase de grupos, pues llegaba al partido contra el CSKA de Moscú ya clasificado como primero a los octavos de final.

La cara real del Madrid

Pero hay que ser realistas. Los ridículos contra el Éibar (3-0) y contra el CSKA (0-3) no se los quita nadie al equipo. Tampoco las malas actuaciones contra el Valladolid o el Huesca, entre otros. Y es que el problema del Real es mucho más profundo. Está en la plantilla y no tiene arreglo a corto plazo. En el club hablan de varias “manzanas podridas”. Y el capitán Sergio Ramos las ha señalado en más de una ocasión esta temporada.

CSKA Bernabeu

Sergio Ramos pone en liza a los cracks

Ya tras el choque contra el Éibar el de Camas dio una arenga al equipo y tras la humillación contra el CSKA tampoco se calló una. El central no está dispuesto a permitir según qué actitudes en los cracks del vestuario.

Isco Alarcón, primera “manzana podrida”

Isco Alarcón es el más cuestionado. El andaluz no tiene actitud. No está respondiendo a los avisos de Santiago Solari. El técnico solo le está dando protagonismo en los partidos menores. Y es que el argentino no está dispuesto a darle más cancha si no rinde ante los equipos pequeños.

Pero Isco no está dando la cara. No es uno de los cracks que esperaban en el Madrid que tirara del carro.

Isco Alarcón | EFE

Además, no hay que olvidar que, como ha apuntado Diario Gol en más de una ocasión, el jugador está en tela de juicio en el vestuario blanco. Y en la directiva. Los responsables no olvidan que amenazara con marcharse al Barça cuando andaba negociando la renovación de su contrato.

Todo ello está convirtiendo al ex del Málaga en un lastre para el equipo. En una de las manzanas podridas del vestuario. Y el que se encarara con la grada tampoco le deja en buen lugar ante la afición.

 

Marco Asensio sigue la estela de Isco

Como Marco Asensio. El balear tenía que ser el sustituto de Cristiano Ronaldo. De hecho, ya cuando estaba el luso, Marco reclamaba minutos y protagonismo. Pero nada más lejos de la realidad.

El jugador sigue bajo la lupa fuera del Real Madrid. Su vida social demasiado activa tiene muy preocupado al núcleo duro del club. Y opinan muchos que ello está afectando a su rendimiento sobre el campo. Que por cierto es nefasto. Y sus declaraciones eludiendo las culpas, señalando que no es él quien tiene que “tirar del carro” y que deben hacerlo “otros jugadores” no ayudan. Con ellas, Asensio perdió toda la confianza del club, del cuerpo técnico y de una parte importante del vestuario.

Contra el CSKA se le volvió a ver perdido, incapaz de liderar el equipo. El jugador mandó un balón al palo en los primeros minutos y parecía dispuesto a dar la cara. Pero como si con esa acción hubiera sido suficiente, fue desapareciendo con el paso de los minutos. Y la paciencia se agota.

Karim Benzema y Gareth Bale, desaparecidos

Mientras tanto, Karim Benzema y Gareth Bale siguen sin saber liderar el equipo. Están lejos de la referencia en el ataque que deberían ser.

El francés parecía haber resucitado con la salida de Cristiano. Anotó 6 goles en los primeros 5 partidos de la temporada. Pero se pasó los siguientes cinco partidos sin ni siquiera disparar a puerta.

Con la llegada de Solari, Karim pareció reemprender el vuelo con 4 goles en cuatro partidos. Pero desde el 11 de noviembre no ha visto puerta. El declive del francés es evidente. Y Mariano Díaz tampoco ha demostrado ser la solución. El canterano está desaparecido y tampoco ha dado la cara cuando ha saltado al césped. No está al nivel de un delantero centro del Real Madrid

Y qué decir de Bale. El galés fue fichado por Florentino para que fuera el relevo generacional de CR7. De hecho, El luso llegó de la mano de Ramón Calderón. No fue Florentino el que le fichó. Y el presidente quería que el jugador franquicia fuer aun fichaje suyo. Pero cuando ha llegado el momento, Bale ha sido otra profunda decepción.

El jugador se creció en junio tras la consecución de la Decimotercera. Reclamó protagonismo o se marchaba. Pero ahora que lo tiene no lo está aprovechando. Para más inri, este miércoles se retiró con molestias. Y es que a Bale solo le falta recaer en sus lesiones. En el club cada vez son más los que consideran a Gareth un caso perdido. “¿No se supone que era un galáctico?”, se preguntan en Chamartín.

Marcelo y Modric, en su recta final en el Real Madrid

Pero la lista de “manzanas podridas” no termina aquí. Marcelo dejó claro contra el CSKA que su ciclo en el Madrid está llegando a su fin.

El brasileño es otro de los señalados por Solari. El brasileño estuvo lesionado durante los primeros partidos del argentino en el banquillo blanco. Pero cuando salió de la enfermería no regresó directo al once. Como a Isco y Asensio, el míster le quitó la titularidad y lo relegó a los partidos menos importante. Y como Isco y Asensio, Marcelo no está dando la cara.

Asimismo, su actitud contra el CSKA dejó mucho que desear. El brasileño se pasó el partido al trote y no se le vio ninguna intención de esforzarse en los goles de los rusos. Y la situación se agrava cuando el propio lateral apunta en rueda de prensa que se encuentra bien físicamente. Y es que si ese es su máximo nivel…

Y eso que Marcelo es consciente de la situación. Su nerviosismo en algunas de sus comparecencias son un indicio claro de que el futbolista no está contento con su rendimiento. Pero tampoco está haciendo nada para remediarlo.

Y tampoco se escapa Luka Modric. El croata está desilusionado y se le nota en sus actuaciones. Dicen el Madrid que el de Zadar ya se ha ido al Inter de Milán.

Y ojo, porque no será nada fácil recuperarlos, ni tampoco darles salida de una tajada. Ni pintan buenos tiempos para el Real Madrid.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad