Sergio Ramos se las tiene con Zidane (y Florentino Pérez descuelga el teléfono)

stop

El capitán no le pasará ni una más al técnico

Los pesos pesados se cargan a un hombre de Florentino Pérez  | EFE

23 de febrero de 2017 (11:41 CET)

El capitán explotó. Sergio Ramos no aguantó más. Está harto de que le señalen en las derrotas. Que le atribuyan todas las responsabilidades cuando las cosas van mal. Después de la derrota ante el Valencia dio un golpe encima de la mesa.

Dijo Zinedine Zidane que, otra vez, la causa de la derrota fue la falta de actitud e intensidad. El técnico siempre apela a lo mismo cuando el equipo no saca un resultado adelante: señala a los jugadores.

La culpa es para los de siempre

"En el fútbol la actitud es muy importante y los primeros diez minutos primeros no fue la correcta", comentó el francés después de choque. El que más recibió fue Raphael Varanne. "Una pérdida de balón nos mete en la mierda", dijo el míster en referencia al error del francés en el tanto valencianista.

Sergio Ramos estalló. Respondió al técnico ante los medios de comunicación. "Para mí no ha sido falta de actitud. No ha habido ni falta de concentración, ni de intensidad", explicó el de Camas.

A continuación, Ramos apeló parte de la culpa de la derrota al trabajo de Zizou: "El equipo ha salido a hacer el partido que queríamos desde el primer minuto. Nuestro juego ofensivo hay veces que tiene muchos riesgos y hoy dos pérdidas de balón nos ha costado un gol cada una".

El problema viene de lejos

No es la primera vez que Zinedine echa la culpa a los jugadores y en el núcleo duro del vestuario empiezan a estar hartos de que siempre se les deje en evidencia.

Desde la Cadena Cope aseguraron que las declaraciones del andaluz no fueron improvisadas. Los pesos pesados ya hablaron de este asunto y decidieron dar un paso adelante si alguien más les atacaba indiscriminadamente.

En la cúpula no pasa desapercibido. El asunto preocupa. A los responsables les asusta que todo esto pueda desembocar en un problema que haga explotar el vestuario.

Eliminados de la Copa y tonteando en la Liga, el equipo no puede confiar toda su suerte a la Champions League. Si el FC Barcelona acaba remontando en la competición nacional será el mayor ridículo de la historia del club.

Florentino Pérez no tardó ni un segundo en pedir explícitamente a Sergio que debe medir sus arranques. Es el momento de estar unidos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad