Sergio Ramos y Cristiano, a malas por un fichaje | EFE

Sergio Ramos se las tiene con Cristiano Ronaldo por Whatsapp

stop

El capitán del Real Madrid habla alto y claro con el crack portugués

15 de noviembre de 2017 (14:30 CET)

La relación de Sergio Ramos con Cristiano Ronaldo ya no es la misma que era hace tiempo. Cada día que pasa el español se está alejando más del portugués. ¿Los motivos? Son varios.

El primero de ellos es puramente deportivo. Sergio, que hasta hace muy poco siempre se había mostrado un claro defensor del crack de Madeira, ya hace varias semanas que está dejando caer a la prensa que el rendimiento del portugués no es el esperado.

Pero es quizás el comportamiento que está teniendo Ronaldo desde el inicio de temporada hasta ahora lo que más ha molestado al capitán. Los continuos reproches del luso a sus compañeros dentro y fuera del campo están provocando una crisis en el vestuario que Ramos quiere evitar que vaya  a más.

Cristiano está que trina

Pero el problema es que no sólo es el español el que está molesto, sino que parece ser que el delantero también tiene sus motivos para cantarle las cuarenta a su capitán. Las declaraciones que hizo el defensa a la prensa acusando a Cris de ventajista le han hecho mucho daño.

Tanto es así que incluso los dos han mantenido conversaciones por Whatsapp en los últimos días con la intención de suavizar el tono y mejorar las relaciones. Saben que cuanto mejor vayan las cosas de puertas hacia dentro mejor irán en el campo.

Pero por mucho que las intenciones sean buenas y las relaciones vuelvan a su cauce normal, el crack luso sí que es consciente de que cada vez más está solo en el vestuario. Y el español tiene buena culpa de ello.

Traicionado

Cristiano siente que Sergio se está separando de él y se está acercando mucho al grupo de los españoles. Y es que, le guste o no al capitán, dentro del vestuario blanco existen dos grupos de jugadores muy diferenciados.

Por un lado está el grupo de Cristiano, Marcelo y Benzema y por otro el formado por los españoles en los que están Isco, Asensio, Ceballos y compañía. Este es precisamente el grupo que está presionando mucho a Zinedine Zidane para que siente a alguno de los cracks de la delantera y de más oportunidades a los recién llegados.

Un grupo al que en los últimos tiempos el capitán se está acercando. Algo que ha molestado mucho a Cristiano que ve como uno de sus máximos defensores en el club le está dando la espalda de manera definitiva.

Cada vez son más las voces críticas dentro y fuera del Madrid hacia el delantero portugués. Tanto es así que incluso su presidente, Florentino Pérez, ha decidido ponerlo en el escaparate.