Isco Ramos | EFE

Sergio Ramos saca la basura de Isco: “¿Que hizo qué?” (y el tema es feo, feo, en el Real Madrid)

stop

Nuevo capítulo en el caso Isco

29 de noviembre de 2018 (10:32 CET)

El caso Isco da para escribir un libro. El vestuario del Real Madrid no podía dar crédito ante el último desplante del malagueño a Solari. La no convocatoria del de Arroyo de la Miel tiene un porqué. Y es de traca. Sergio Ramos no se lo podía creer: “¿Que hizo qué?”.

Tras la dolorosa derrota por 3-0 en Ipurua ante el Eibar, el centrocampista andaluz le hizo un desplante al técnico rosarino. Isco, visiblemente enfadado, se negó a darle la mano a su entrenador. Y este gesto ha traído consecuencias.

Duras palabras a Solari

Y el encontronazo no quedó ahí. En el autobús, rumbo a Bilbao para coger un avión de vuelta a Madrid, no dudó en faltar el respeto a Solari delante de toda la plantilla. “¿Para qué me sacas con 3-0? Si yo soy titular”, comentó el malagueño a su técnico.

Isco venía de ser titular en los dos partidos con la Selección Española, mientras que con su club solo acumulaba suplencias. Antes del parón, no disputó ni un solo minuto en Balaídos. Y volver al banquillo para salir en los minutos finales cuando al equipo le están goleando fue la gota que colmó el vaso del andaluz.

El ego de Isco

La llegada de Julen Lopetegui dio a Isco Alarcón muy poder en el Real Madrid. El técnico ya sabía lo que era dirigir al malagueño y era muy de su gusto. El del Arroyo de la Miel sabía que siempre iba a tener un sitio en el once. Estaba muy crecido.

Julen Lopetegui Isco

Pero la destitución del entrenador vasco le ha roto los planes. Desde la llegada de Solari, Isco no ha sido titular en ninguno de los seis partidos que ha jugado su equipo. Ante el Celta, el malagueño estalló y le dijo a uno de sus compañeros: “Yo soy Isco y tengo que ser titular”. Un claro ejemplo del desmedido ego que tiene el centrocampista andaluz.

Este jueves Solari volverá a los entrenamientos con todos los jugadores disponibles. Aquí, Isco tendrá una nueva oportunidad de demostrar si está en un estado de forma aceptable y si su actitud ha mejorado con respecto al fin de semana pasado. El sábado, ante el Valencia en el Bernabéu, las todas las miradas volverán a posarse sobre Isco Alarcón.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad