Sergio Ramos pone los puntos sobre las íes a Cristiano Ronaldo | EFE

Sergio Ramos pide paciencia a un jugador del Real Madrid muy molesto con Zidane

stop

El capitán interviene con un crack

14 de septiembre de 2017 (12:44 CET)

De más a menos. Lucas Vázquez no ha empezado como le hubiera gustado la temporada en el Real Madrid y el mosqueo del gallego es creciente a cada partido que pasa.

El delantero fue el jugador número 12 la pasada campaña. Lucas casi siempre fue la primera opción de Zinedine Zidane para revolucionar los partidos.

Vázquez fue el suplente habitual de un Gareth Bale que se perdió más de la mitad de la temporada por culpa de las lesiones, además de ser uno de los protagonistas de una unidad que tantos éxitos le dio al conjunto blanco.

De más a mucho menos

Los números y la progresión del futbolista hicieron presagiar que esta temporada daría un paso adelante en los planes de Zizou. De hecho, los jugadores de la mencionada unidad B que aún siguen en Chamartín son ahora parte del plan A del míster, pero Lucas no es uno de ellos.

Sin ir más lejos, ante el APOEL de Nicosia fue Borja Mayoral el elegido para sustituir a Gareth Bale en el minuto 82 del partido. El canterano le pasó por delante en los cambios, lo que terminó con la paciencia del joven extremo blanco.

Si bien es cierto que ante el Levante fue titular, su alineación en el once inicial fue la segunda en los siete partidos que ha disputado el conjunto madridista. El delantero solo había sido titular ante el FC Barcelona en la vuelta de la Supercopa de España (2-0).

Suplente habitual

Jugó 16 minutos ante el Manchester United en la Supercopa de Europa y otros 16’ ante el Valencia, mientras que solo sumó 10’ ante el Deportivo de la Coruña y nueve ante el Barça en la ida de la Supercopa de España.  En otras palabras, ha pasado de ser la primera opción del técnico a ser un bulto en el banquillo.

La falta de minutos está matando al futbolista. Lucas pudo salir el pasado verano, pero los responsables le pidieron que se quedara y le aseguraron ser una de la piezas clave.

Con todo, el mosqueo del atacante es creciente, algo de lo que en el vestuario se han dado cuenta los pesos pesados. Así, Sergio Ramos, secundado por el resto de capitanes, le han pedido al jugador paciencia. El de Camas le señaló que la temporada es larga y que habrán oportunidades y minutos para todos. Aún así, cuidado, porque el jugador está que arde.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad