Sergio Ramos, harto| EFE

Sergio Ramos pide a Florentino Pérez que corte una cabeza

stop

El capitán manda una exigencia al presidente

27 de octubre de 2017 (13:05 CET)

Guerra a la vista. El Real Madrid se ha metido en una batalla campal contra los árbitros españoles. Concretamente, desde la T4 del Santiago Bernabéu apuntan al director del Comité Técnico de Árbitros de la Federación Española de  Futbol, Victoriano Sánchez Arminio.

Según apunta el diario ABC, desde la cúpula del conjunto blanco habrían pedido la cabeza del jefe de los colegiados al actual presidente de la institución, José Luis Larrea.

El dirigente de la RFEF habría pedido calma a los madridistas para ganar tiempo y calmar el ambiente, pero desde el Santiago Bernabéu exigen una actuación inmediata.

Indignados

El asunto nace en el vestuario de Zinedine Zidane. Los pesos más pesados, lo que saben lo que se cuece en LaLiga española, están hartos de los prejuicios que sufren en cada partido, así como de las ayudas constantes que recibe el FC Barcelona.

El primer gol ante el Málaga, en el que el balón salió del terreno de juego antes del centro del Lucas Digne y del gol de Gerard Deulofeu, fue la gota que colmó el vaso.

Un tanto que llegó, por ejemplo, después del gol en fuera de juego de Leo Messi ante el Espanyol o de los penaltis que partido sí partido también le regalan a los culés.

Alzan la voz

Asimismo, los capitanes del equipo, liderados por Sergio Ramos y secundados por otros cracks del vestuario blanco, trasladaron a los responsables su malestar con este asunto y Florentino Pérez se puso rápidamente manos a la obra.

A la iniciativa madridista se han sumado también otros clubes. Las Palmas, Málaga, Eibar, Espanyol, Sevilla y Deportivo, son los otros seis clubes que han hecho públicas sus quejar con los arbitrajes, mientras que otros apoyan este movimiento desde el silencio.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad