La estrella del Real Madrid que apuñala a Sergio Ramo por la espalda | EFE

Sergio Ramos pide a Florentino Pérez acabar con los privilegios de un niño mimado de Zidane en el Real Madrid

stop

El capitán blanco quiere que jueguen los mejores

02 de septiembre de 2017 (10:54 CET)

Sergio Ramos se toma muy en serio su papel como capitán del Real Madrid. Acostumbrado al liderazgo tanto de Raúl González Blanco como de Iker Casillas, el sevillano no deja que su rol se acabe en el campo.

Es una voz autorizada dentro del vestuario y sirve de intermediario entre jugadores e institución. Con el cierre del mercado veraniego y la plantilla blanca consolidada, Ramos se ha marcado un reto.

Quiere que el equipo blanco prolongue su racha victoriosa y para ello, entiende que deben jugar los mejores a lo largo de la temporada. Pero no los mejores sobre el papel, sino los que mayor rendimiento estén dando en cada tramo del año.

Zinedine Zidane ha conseguido implantar una política de rotaciones que tiene a toda la plantilla contenta, pero ha pecado de favoritismo con ciertos jugadores, y Ramos quiere que aplique el mismo criterio con todos.

Sólo Ronaldo tiene privilegios

En los años de dictadura de la BBC, ha quedado claro que sólo Cristiano Ronaldo merece una distinción especial. Gareth Bale, y sobre todo Karim Benzema, deben entrar en las rotaciones igual que cualquier otro futbolista.

La explosión de Asensio e Isco ya ha provocado que el galés pierda estatus, pero si el Madrid quiere conquistar el Sextete, todos deben remar en la misma dirección y estar al mismo nivel. Los privilegios de Benzema también tienen que acabarse.

El francés ha provocado la salida de Gonzalo Higuaín y Álvaro Morata desde que está en el Real Madrid, y es hora de que ocupe un lugar en el banquillo si su rendimiento no se ajusta al nivel general del equipo.

Frente al Valencia CF cuajó un partido para olvidar, y aún así acabó el partido. La sensación dentro del vestuario es que Borja Mayoral debería haber dispuesto de más minutos para intentar hacer un gol.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad