Sergio Ramos y Florentino Pérez | EFE

Sergio Ramos pacta con Florentino Pérez siete despidos (y con muchas sorpresas) para el Real Madrid 2019-20

stop

El capitán y el presidente llegan a un acuerdo de cara a las salidas del próximo verano

29 de enero de 2019 (11:55 CET)

Los aficionados del Real Madrid lo tienen muy claro: la plantilla actual no se va a parecer en nada con la de la temporada que viene. Tras años de fichajes de perfil bajo y sin ningún galáctico de esos que llenan el Santiago Bernabéu en su presentación, este verano Florentino Pérez irá con todo y renovará varias posiciones claves en el once ideal del conjunto blanco.

En el vestuario se sabe, y no es otro que Sergio Ramos el que ha pactado con el presidente algunas de los despidos que están más que cerrados. El capitán es consciente que si el Madrid quiere volver a dar miedo en España y en Europa debe elevar el nivel de la calidad de la plantilla. De ahí que suenen nombres como Neymar, Hazard, Mbappé o Harry Kane.

Pero, como suele ocurrir siempre que se quiere llevar a cabo una revolución en cualquier plantilla, antes de entrar hay que dejar salir. Y las salidas ya están pactadas. Y hay más de una sorpresa.

Tres pesos pesados

La primera de ellas es la de Keylor Navas. Por mucho que el tico renovara hace unas semanas, cuentan desde dentro que esa renovación se hizo con la voluntad de poder sacara una mejor tajada cuando llegue el verano.

Florentino le ha dejado claro a Keylor que su portero es y será Thibaut Courtois y que tienen al joven ruso Lunin como baza para el segundo portero. Navas, si quiere jugar (que sí que quiere) deberá salir en verano. Y lo hará.

 Keylor Navas| EFE

Igual que Marcelo. Por mucho que el brasileño sea uno de los capitanes, Florentino está harto de ver como la gran parte de la temporada el brasileño es un desastre. Si bien es cierto que cuando llegan los partidos top el lateral siempre da la cara, sus despistes le cuestan muchos puntos al equipo durante el invierno.

Además, cuentan desde dentro que tras la salida de CR7, su mejor amigo en Valdebebas, el peso del carioca en el vestuario ha caído en picado. Entre eso y que su forma física no es precisamente la idónea, Pérez tiene muy claro que Marcelo debe ser traspasado en verano. Forma parte, como Keylor, de una vieja guardia de la cual se quiere desprender.

Marcelo | EFE

En cuanto a Gareth Bale, no es tanto una voluntad del presidente sino del núcleo duro del vestuario. En un año en el que el galés debía ser el líder del equipo, su juego no está siendo determinante y, para variar, se está pasando muchos días en la enfermería. Además, su desconexión en el vestuario con el resto de capos es tan grande que ya nadie duda que en verano se irá.

Las salidas sorpresas

Sin embargo, en esta lista de siete que han confeccionado Ramos y Florentino, también hay sorpresas. Y la primera de ellas es la de Lucas Vázquez. Si bien es cierto que el delantero español es uno de los jugadores más queridos en el vestuario y en la directiva (entre otras cosas porque rinde bien y cobra poco), la más que segura llegada de delanteros top este verano harán que sus minutos caigan en picado.

Lucas Vázquez

Este año está jugando, pero no será así una vez lleguen los galácticos. Y el rol de eterno suplente no quiere seguir jugándolo más. Eso sí, Florentino intentará convencerle para que se quede, aunque parece difícil.

Otro caso difícil es el de Dani Ceballos. En su segunda temporada en el Bernabéu, la opinión sobre el andaluz es clara: es tan bueno en el campo como polémico fuera de él. Fichado por Florentino para que no se lo llevara el Barça, Dani no es un tipo de esos que aceptan un rol secundario, y cuentan desde dentro que este verano se irá sí o sí. Una sorpresa teniendo en cuenta las esperanzas que tenía Pérez puestas en él.

Una salida cantada y una incógnita

Por último, dos jugadores con roles distintos y una misma vida: el banquillo.  Por un lado Jesús Vallejo. El joven central está aún muy verde y, encima, no está teniendo suerte con las lesiones.

Por otro lado, Isco Alarcón. La situación del andaluz no es nada fácil de gestionar. Está claro que Santiago Solari no va a seguir el año que viene. Si el técnico que llega cuenta con el español, podría quedarse. Podría, no es seguro.

 Isco| EFE

Y es que en el vestuario no son pocos los que lo han cruzado definitivamente. Sus líos dentro y fuera del campo han acabado con la paciencia de los Ramos, Modric y compañía y muchos quieren verlo partir.

Los casos que están en stand by

Al margen de estas siete salidas cantadas, también hay jugadores que tiene el cartel de trasferibles colgado del cuello. Jugadores que, si llega una buena oferta por ellos, no sería raro ver como Florentino los vende. Entre ellos, Luka Modric, Marco Asensio, Toni Kroos o Raphael Varane.

Florentino Pérez y Luka Modric | EFE

Todo dependerá de las condiciones económicas que se ofrezcan por ellos, ya sea en un fichaje o en un cambio de cromos. Y es que la idea del presidente es sacar cuanto más dinero mejor por las diferentes ventas sabiendo que tocará hacer grandes inversiones.

Si a eso se le suman las más que probables ventas de jugadores cedidos como James Rodríguez, Mateo Kovacic, Theo Hernández, Raúl de Tomás o Borja Mayoral, las arcas blancas estarán más que llenas. Eso sí, se vaciarán rápido.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad