Sergio Ramos y Marcelo | EFE

Sergio Ramos o “Vaya vergüenza”. El secreto que Marco Asensio no contará (y es de un crack del Real Madrid)

stop

Nuevo escándalo con un jugador blanco

16 de noviembre de 2018 (14:35 CET)

Isco Alarcón no está pasando por su mejor momento. En el Real Madrid es un de los señalados por Santiago Solari. La selección parecía que podía volver a ser su válvula de escape, pero la derrota ante Croacia no ayuda.

El andaluz está desde hace tiempo en el punto de mira y su situación no hace más que complicarse. Ante el combinado balcánico se le vio andando por el terreno de juego y siendo poco influyente en el juego de La Roja. Algunos fueron más allá y se fijaron en un detalle que pasó desapercibido para muchos.

ISco alarcon españa croacia

Bajo la camiseta de la Selección Española, se podía intuir una segunda camiseta debajo. Una prenda bastante más ceñida. Según apuntaron muchos usuarios en las diferentes redes sociales, el malagueño utiliza esta camiseta compresiva para ocultar los kilos de más que algunos le achacan. “Vaya vergüenza”, comentaban algunos. Mientras tanto, sus amigos en el Real Madrid, Sergio Ramos y Marco Asensio callan.

El peso de Isco Alarcón

Y es que tal y como informó Eduardo Inda en El Chiringuito hace unos días: “Le han dado un toque porque sigue pasado de peso. Hablan que está fuera de peso”. El periodista añadió: “Isco está en una situación insostenible. Ya no goza del favor ni de la cúpula ni del vestuario”.

En el Real Madrid se están cansando del bajo estado de forma del de Arroyo de la Miel. Su última imagen, esta vez con la camiseta de la Selección Española, seguro que tampoco ha sentado bien en la directiva blanca.

El vestuario le da la espalda

“Está enfrentado a los pesos pesados del vestuario”, desveló Inda. Sus palabras no hacen más que reforzar el argumento de Juan Luis Galiacho en El Confidencial que señala a Isco Alarcón y le tacha de “traidor” y de tener “dobleces como persona”.

Los fantasmas que le persigen en el Real Madrid empiezan a aparecer también en las convocatorias con La Roja, que hasta entonces hanbían sido su única válvula de escape. Isco no levanta cabeza.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad