Julen Lopetegui | EFE

Sergio Ramos o “Vacía la taquilla”. Y se revela: Lopetegui tiene un problema

stop

El capitán envía un mensaje a un miembro de la plantilla blanca

30 de agosto de 2018 (14:57 CET)

La obsesión que existe en el entorno del Real Madrid por ver la plantilla que acababa formando Florentino Pérez y por ver que fichajes terminaba haciendo el presidente, ha hecho olvidar a muchos la carpeta de las salidas, que sigue totalmente abierta. Y es que son varios los jugadores descartados por Julen Lopetegui. Sobre todo en la portería, donde han llegado a juntarse hasta cinco porteros este verano.

Uno de ellos era Andriy Lunin, el portero ucraniano que fichó el Madrid a principios de verano. El meta jugará esta temporada cedido en el Leganés.

andriy lunin

Otro de los descartes era Luca Zidane, que la temporada pasada fue el tercer portero del Madrid por detrás de Keylor Navas y Kiko Casilla. El hijo de Zinedine Zidane regresará al Castilla, de donde lo sacó su padre, para ser el portero titular del filial.

Kiko Casilla, en la rampa de salida

Ahora es el turno de Kiko Casilla, que tiene dos años de contrato pero con el que Julen no cuenta. El ex del Espanyol debe decidir si quedarse en Chamartín o hacer las maletas. Y tiene poco más de 24 horas para decidirlo.

Como ha señalado Diario Gol en más de una ocasión, Thibaut Courtois no ha llegado para jugar en el Real Madrid. El belga ha venido a ser titular.

Asimismo, se esperaba que Keylor Navas saliera del club en vistas de que el rol de primer portero se le había terminado con la llegada del ex del Chelsea. Sin embargo, el costarricense ha decidido quedarse y está dispuesto a pelearle un puesto en el once a Courtois.

Futuro negro para Casilla

Así las cosas, a Casilla solo le queda la plaza de tercer portero del Madrid, lo que se traduce en que difícilmente llegará a disputar algún partido oficial esta temporada. Además, cumplirá 32 años en octubre, con lo que tampoco estamos hablando de una apuesta de futuro.

“Vacía la taquilla”, le recomiendan los pesos pesados del vestuario a Kiko, al que consideran un grandísimo compañero y no quieren ver sufrir en la grada. En el club lo dan ya por sentenciado. También Lopetegui, que ya tiene suficiente con la que tiene encima con Navas y Courtois, pues no le será fácil gestionar la convivencia. Kiko tiene menos de 24 horas para decidir.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad