Florentino Pérez | EFE

Sergio Ramos o “Tiene hasta casa”. Y es para ir al Real Madrid. Florentino Pérez ata al nuevo Messi

stop

El presidente del club blanco mueve ficha

04 de diciembre de 2018 (11:55 CET)

​Sergio Ramos no estuvo anoche en la gala del Balón de Oro que acabó llevándose su compañero Luka Modric. Quien sí estuvo, cómo no, fue Florentino Pérez. El presidente, sabedor de antemano que el croata se iba a hacer con el galardón, no quiso faltar a la gala.

Entre otras cosas porque es en ocasiones como estas donde los contactos del presidente con agentes y jugadores se hacen evidentes. Sin ir más lejos, cuentan que hubo acercamiento con Kylian Mbappé, ganador del premio Kopa al mejor jugador sub-21 del mundo.

Un Mbappé que está en la agenda de Florentino y de todas las secretarías técnicas de Europa. No es para menos. El del PSG es el joven con mayor proyección del fútbol mundial.

Mbappé | EFE

Florentino ata al nuevo Messi

Y eso es lo que quiere conseguir Florentino para su Real Madrid. Si bien es cierto que en la zona noble del Santiago Bernabéu se están barajando nombres como los de Neymar, Harry Kane o Eden Hazard, entre otros, también es cierto que la política que quiere llevar a cabo el máximo responsable del club es la de hacerse con jugadores de mucho futuro a muy bajo coste.

Y ya tiene atado a uno. Un fichaje que está prácticamente cerrado y que, como cuentan desde dentro, “tiene hasta casa”. ¿Quién es? Pues ni más ni menos que la joya del Manchester City, Brahim Díaz, el que muchos consideran que es el nuevo Leo Messi.

Brahim Díaz rumbo al Santiago Bernabéu

Florentino hacía tiempo que seguía al andaluz. Sus ojeadores le habían dicho que el español es de esos jugadores que salen cada muy poco tiempo, y que no está contento en el City. De ahí que el club blanco se pusiera en contacto con el entorno del futbolista para hacerle saber que las puertas del Real estaban más que abiertas.

Una invitación que parece haber aceptado con mucha ilusión. No ha sido fácil. Entre otras cosas porque el conflicto de intereses en el City es de altura. Por un lado, Pep Guardiola lleva meses intentando convencer a su jugador para que renueve.

Pep Guardiola | EFE

Díaz acaba contrato el próximo verano y el técnico catalán ha expresado su postura de manera muy clara: “El caso es simple: lo queremos. Queremos que renueve cuatro o cinco años más y haremos lo que sea necesario para que se quede. Pero está en sus manos. Si no quiere quedarse, tiene que irse”.

Por su parte, no es otro que su hermano, Pere Guardiola, el agente del joven centrocampista. Y Pere sabe que Brahim no quiere seguir en el City, entre otras cosas porque ve que no va a tener oportunidades en una plantilla plagada de cracks de primer nivel.

Avisan desde el Etihad Stadium que la decisión está tomada: Díaz ha dicho ‘si’ a Florentino y al Madrid. Ahora falta ver cómo y, sobretodo, cuándo, se producirá su llegada.

Las dos opciones de Florentino Pérez

Con el ‘ok’ del jugador ya en el bolsillo, ahora es Florentino el que debe decidir cuándo quiere ficharlo. Tiene dos opciones. La primera, la más sencilla: teniendo en cuenta que acaba contrato en verano, el Madrid negocia con él a partir del 1 de enero y se espera a que acabe la temporada para llevárselo sin pagar ni un euro.

La segunda, la que quiere Solari y la que más ilusiona al madridismo, la de negociar ahora con el City y ficharlo por una cantidad muy baja. En Manchester saben que en seis meses se irá gratis, de ahí que no puedan pedir mucho por su crack. Si Florentino activa esta opción lo hará siempre por menos de diez millones de euros.

Una joya más para el Madrid

En cualquier caso, lo que está claro es que Díaz, en un momento u otro, acabará llegando. Una llegada que demostrará que esta nueva política de fichajes que están llevando a cabo en el Bernabéu no es cosa de dos días ni de uno o dos fichajes.

Florentino ha optado ahora por anticiparse y arriesgarse con jóvenes promesas. Ya lo ha hecho con Vinícius y con Rodyrgo, y está a punto hacerlo con Brahim y con Exequiel Palacios. Cuatro ejemplos, cuatro joyas que, si acaba triunfando, darán la razón a un Pérez que ha variado su estrategia. Eso sí, el madridismo (como está ocurriendo con Vinícius) necesitará paciencia.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad