Florentino Pérez  |  EFE

Sergio Ramos o los 600 millones de Florentino Pérez y cinco bombas (y no va de Neymar, Mbappé y Hazard: es más bestia)

stop

El presidente y la operación que pone el Santiago Bernabéu patas arriba

03 de mayo de 2019 (18:55 CET)

​Sergio Ramos sabe que este va a ser uno de los veranos más movidos en el Santiago Bernabéu. Suenan Neymar, Mbappé, Hazard…será un verano de culebrones. La actual temporada ha sido el ejemplo perfecto de una muy mala planificación deportiva y de una dejadez por parte de la directiva que no supo reaccionar a la salida de Cristiano Ronaldo y de Zinedine Zidane tiempo.

Pero Florentino no va a cometer el mismo error dos veces: El capitán lo sabe. Sabe que el presidente va a cortar unas cuantas cabezas. Cinco pesos pesados concretamente, y hay sorpresas de las gordas.

Unas salidas que van a hacer que el club blanco ingrese una buena cantidad de millones en sus arcas. De hecho, la cifra que tienen fijada en el Bernabéu por la venta de varias vacas sagradas gira en torno a los 600 millones de euros.

Florentino Pérez | EFE

Gareth Bale, el mejor valorado

El primero de ellos es Gareth Bale. La situación del delantero galés es insostenible y todos quieren que haga las maletas este mismo verano. Desde el presidente, que ve como su jugador mejor pagado no rinde como se espera, hasta Zinedine Zidane, que está harto del pasotismo y del mal juego del extremo pasando por la afición que ya no disimula y le dedica importantes pitadas cada vez que juega en el Bernabéu.

El jugador, que tiene contrato en vigor ya ha avisado y que no se moverá a no ser que sea para aterrizar en un grande, es la pieza más valiosa que tiene Florentino en su lista de ventas. Y es que el presidente no tiene intención de venderlo por menos de 120 millones.

Gareth Bale y Zinedine Zidane | EFE

Marco Asensio, una salida beneficiosa para todos

Por otro lado está Marco Asensio. Con la más que probable llegada de Eden Hazard, la banda izquierda va a pasar a ser territorio del belga, por lo que la salida de Asensio se antoja casi como una obligación.

El verano pasado exigió salir si no se contaba con él. Florentino le pidió paciencia  y le dio la banda, pero el balear ha acabado de nuevo suplente tras demostrar que está muy lejos de ser un crack.

Su inconsistencia ha provocado que su presencia en el once de los diferentes entrenadores que han pasado este año por el banquillo blanco sea esporádica, por lo que nadie descarta su salida.

En el Real piden 150 millones por él, pero saben que nadie pagará más de 100. Una cantidad por la cual muchos lo venderían con los ojos cerrados. Entre ellos Pérez y Zidane.

Marco Asensio |  EFE

El caso Isco, un problema

En el caso de Isco la situación es más complicada. Y es que el andaluz ya ha dejado claro que no tiene intención alguna de abandonar el Bernabéu. Zidane, de momento, sigue teniendo dudas al respecto del futuro del mediapunta. Desde luego no lo ve como un tituylar fijo e indiscutible.

La idea de tenerlo en el banquillo no le disgusta siempre que el jugador acepte este nuevo rol y no de los problemas que sí ha dado este año. Florentino, que está a la espera de la decisión final de Zizou, ha tasado a Alarcón en 100 millones.

Zinedine Zidane e Isco | EFE

Modric y Kroos van a la baja

Quienes parece que sí que están más que condenados son Luka Modric y Toni Kroos. Zidane le exigió a Florentino tener él el control de la planificación deportiva para estar de nuevo al frente del equipo. Y en esa planificación está pactado cargarse a dos de las piezas claves de las tres últimas Champions del Madrid.

Ahí Florentino lo tiene más difícil para sacar tajada. Sabe que, a sus 33 años, Modric no puede reportarle más de 50 o 60 millones de euros. Por su parte, sí que Kroos podría dejar algo más, pero en ningún caso nadie pagará los 100 millones que piden por él desde Chamartín.

Luka Modric | EFE

Los cedidos, otra fuente de ingresos

Por otro lado, los cedidos van a ser también una fuente de ingresos. Y no precisamente una cifra menor. Y es que Zidane ya le ha hecho saber a Florentino que no cuenta con James Rodríguez, Mateo Kovacic, Theo Hernández, Borja Mayoral, Martin Odegaard o Raúl de Tomás.

Nombres que, sumados, cuentan desde dentro que podrían acabar reportando unos beneficios por sus ventas de alrededor de 100 o 120 millones de euros. Una millonada que se antoja más que necesaria teniendo en cuenta los grandes nombres que suenan como nuevos galácticos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad