Sergio Ramos | EFE

Sergio Ramos o la negociación no contada de Florentino Pérez

stop

El capitán blanco y el secreto mejor guardado en el Real madrid

19 de septiembre de 2018 (15:00 CET)

​Sergio Ramos ha demostrado una vez más que es un jugador en quien Florentino Pérez puede confiar. Y es que la visita de la Roma al Santiago Bernabéu esta noche en el debut del conjunto de Julen Lopetegui en la Champions League ha sido el momento elegido por el club para filtrar, a través de su entorno, una negociación desconocida hasta la fecha.

Y es que, tal y como cuentan desde dentro, fue en el pasado mes de enero cuando Florentino estuvo muy cerca de firmar la llegada de Edin Dzeko, la referencia en el ataque del conjunto italiano.

La negociación secreta

Si bien hoy parece ir todo viento en popa en el Madrid y todos los aficionados blancos están esperando con ansia que llegue la máxima competición europea, el pasado mes de diciembre el Real estaba sumido en un caos absoluto.

Con Zidane en el banquillo, los blancos estaban naufragando en Liga y se sabía que sería el PSG el equipo a batir en octavos, por lo que, viendo que el rendimiento de Karim Benzema estaba muy por debajo de lo deseado, el club se metió en el mercado para ver qué podía pescar en el mercado de invierno.

Fue entonces cuando apareció el nombre de Dzeko, un jugador que la secretaría técnica controlaba y que respondía a lo que el Real necesitaba: gol y más gol. Advierten desde el entorno del presidente que incluso se llegó a estar en contacto con el delantero, pero finalmente la operación no llegó a buen puerto.

Dzeko | EFE

Zidane seguía confiando en Benzema y no quiso reforzar el equipo con nadie. Ni tan siquiera Kepa Arrizabalaga, que estaba a punto de firmar, acabó llegando. Por suerte para el Real la temporada, en especial en Champions, acabó de la mejor manera posible.

Eso sí, el ‘palo’ que se ha llevado Karim al enterarse que el club negoció a sus espaldas una posible fichaje para cargárselo ha sido de los gordos. Finalmente Dzeko se quedó en Roma y, casualidad o no, fue uno de los encargados de dejar fuera de la competición al Barça de Leo Messi.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad