Sergio Ramos mueve los hilos: puñalada por la espalda (y Lopetegui está metido hasta el cuello) | EFE

Sergio Ramos o la cena de la vergüenza: Isco, Marco Asensio y “cárgatelo”

stop

El núcleo duro del vestuario del Real Madrid va a por un crack de Florentino Pérez

02 de septiembre de 2018 (11:55 CET)

Lío, y de los gordos, en el Real Madrid. Los de Julen Lopetegui golearon el pasado sábado al Leganés en el Santiago Bernabéu. Los blancos se mostraron muy superiores y acabaron perforando la red visitante en 4 ocasiones. Karim Benzema volvió a demostrar que es uno de los delanteros más en forma de Europa firmando un doblete, Bale marcó de nuevo un golazo y Ramos finiquitó el encuentro una vez más, y van dos partidos seguidos, desde el punto de penalti.

Todo fueron alegrías. Incluso la primera suplencia de Keylor Navas ha sido mucho más suave de los esperado. También el primer ‘banquetazo’ para Isco. Dos decisiones que en otro momento hubiese sido ciertamente polémicas pero que en este nuevo Real se han gestionado de manera natural. La idea de equipo sólido, solidarios y en el que todos juegan y aportan se está extendiendo en la capital española.

Julen Lopetegui | EFE

Eso sí, como suele ser habitual en equipos de primer nivel como es el Madrid, no todo lo que es oro brilla. Y es que hace apenas unos días tuvo lugar una cena en la que varios miembros del núcleo fuerte del vestuario dieron un paso adelante y movieron ficha para intentar limitar las apariciones de uno de los fichajes de Florentino Pérez de este verano.

La cena de la vergüenza

Y no es otro que Vinicius Jr. El brasileño aterrizó hace unas semanas en Chamartín ilusionado sabiendo que Florentino Pérez le había prometido un rol importante en el primer equipo.

El presidente, que pagó 45 millones por el delantero, tenía muchas esperanzas puestas en un Vinicius que había despuntado en Brasil y que, visto lo visto, aún está muy verde. Y es que ya durante los primeros entrenamientos con el resto de sus compañeros, Lopetegui vio que al brasileño le faltaba mucho para poder estar de forma regular en el primer equipo.

Y así ha sido. Tras unas breves apariciones en la gira americana de los blancos, Vinicius se ha esfumado. Ni un minuto oficial en los cuatro partidos que lleva el Madrid en esta temporada. La joven perla que llegaba para ser el futuro crack de Europa está jugando con el Castilla. Una vergüenza.

Eso sí, no ha sido sólo Julen el que se ha mostrado tajante a la hora de cortar las esperanzas con ViniciusSergio RamosIsco y Asensio dejaron un mensaje alto y claro en la citada reunión: “Cárgatelo”.

Los pesos pesados mueven ficha

Y es que, como el técnico vasco, los capos del vestuario no han querido saber nada del brasileño. Por diversos motivos. El primero de ellos, el más obvio, por su juego. Cuentan desde dentro que la indisciplina táctica de Vinicius no es precisamente fácil de corregir. Nada tiene que ver el fútbol que se juega en Brasil con el que se juega en Europa, y el delantero se pierde en muchas jugadas.

Vinicius Jr  | EFE

Por otro lado, no es ningún secreto que la vida más allá del balón está generando ya algún que otro problema a nivel interno. En el Madrid, eso sí, estaban avisados. Muchas eran las voces que llegaban desde el Flamengo que advertían que al delantero le gusta mucho la vida nocturna. Es más, sus fiestas son aún recordadas por muchos en Brasil.

Pero más allá de su gusto por la noche, el principal motivo por el que los capos del vestuario se plantaron ante Lopetegui y le pidieron/exigieron que fulminara al ariete no es otro que Marco Asensio.

Asensio es imprescindible

RamosIsco y el resto de pesos pesados se movilizaron ágilmente viendo que Florentino quiso imponer la entrada de Vinicius en las rotaciones. Una entrada que tendría como principal sacrificado a Asensio.

Algo por lo que no estaba dispuestos a pasar. Marco se ha pasado muchos años en la sombra y esta es la temporada en la que debe afianzarse en el once titular del Real. Y eso pasa por tener continuidad durante la temporada. Compartir minutos con Vinicius no es una buena idea.

Marco Asensio  | EFE

El mallorquín, que ha arrancado muy bien la temporada, tiene la oportunidad ahora que se ha marchado Cristiano Ronaldo y que el club no ha fichado a ningún galáctico de demostrar lo que muchos avisan desde hace tiempo: va para crack mundial.

De momento Lopetegui se ha mantenido firme en esta postura y, pese a que el brasileño sigue formando parte del primer equipo y entrena con los ‘mayores’, sus minutos los está jugando con el Castilla.

Una situación que está poniendo de los nervios a Florentino, que ve como su jugador de 45 millones de euros está jugando en 2ª B. Pero el presidente lo tiene muy difícil para salirse con la suya. RamosIsco y Lopetegui lo tienen claro: Asensio no se toca. Y menos por Vinicius.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad