Sergio Ramos  | EFE

Sergio Ramos o Florentino Pérez tiene una bomba para el 31 de agosto (y es de locos)

stop

El capitán del Real Madrid conoce bien las intenciones de su presidente

18 de agosto de 2018 (20:50 CET)

​Sergio Ramos está, como buena parte del madridismo, a la espera de que su presidente mueva ficha y traiga a un galáctico de camino al Santiago Bernabéu. En un verano marcado por las marchas de Zinedine Zidane y Cristiano Ronaldo, Florentino Pérez no ha tirado de cartera y se ha centrado en encontrar oportunidades de mercado como Courtois o Odriozola.

Pero, como bien sabe el capitán del Real Madrid, todo puede cambiar de aquí al final del mercado. Y es que, como bien saben en Chamartín, por mucho que Florentino se esté mostrando ahora comedido y con un cierto ‘plan estratégico’, el mandatario tiene una bomba preparada para el 31 de agosto.

Florentino y sus bombas

De hecho, lo desconcertante para muchos seguidores es que este verano el mandatario blanco no haya tirado la casa por la ventana y se haya gastado una morterada en un galáctico.

Florentino Pérez| EFE

No han sido pocas las veces que en Chamartín ha sonado la flauta a última hora. La primera de las bombas de Pérez no fue otro que Ronaldo Nazario, a quien fichó el 31 de agosto de 2002. Tres años más tarde le tocó el turno al hoy capitán, Sergio Ramos, que tuvo que esperar también hasta el último día de mercado para ver su llegada al Bernabéu.

Más tarde fueron Luka Modric y Michael Essien los que llegaron en los últimos días de agosto de 2012. Un años más tarde fue Gareth Bale, el crack que está destinado ahora a guiar a los blancos, el que puso patas arriba la capital española también un 31 de agosto.

Y, de no ser porque el ya famoso fax que no llegó a tiempo, David de Gea hubiese sido uno más de los jugadores que el presidente blanco firma a última hora.

Todo está en el aire

Y claro, teniendo esto en cuenta, no son pocos los que aseguran que Pérez tiene algo en mente por si acaso. De momento parece ser que el plan pasa por reforzar el ataque con un delantero a precio medio como Rodrigo o esperar si surge otra nueva oportunidad de mercado.

Pero tras la derrota ante el Atlético en la Supercopa y pendientes del inicio de Liga, en Valdebebas son conscientes que todo puede pasar. Una última gran bomba de Florentino, ya sea Neymar, Mbappé, Hazard o Kane, el último día cogería a muchos desprevenidos. A Ramos y a buena parte del madridismo no.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad