Sergio Ramos | EFE

Sergio Ramos o enganchada en la Roja: gritos (y cosas peores). Estalla la guerra (y es muy fea)

stop

El de Camas no se calla una

14 de noviembre de 2018 (14:29 CET)

En camisa de once varas. Ahí es donde se ha metido Marco Asensio con las declaraciones que hizo para el canal Vamos de Movistar+. El jugador concedió una entrevista en la concentración con la Selección Española y se le calentó la boca.

El balear no esta mostrando el nivel que se espera de él. Está lejos de ser el aspirante al Balón de Oro que algunos sectores de la prensa y del club han vendido en más de una ocasión.

A cada actuación buena le siguen unas cuantas mediocres y muchos empiezan a estar hartos de su intermitencia.

Asensio señala a los pesos pesados del vestuario

Precisamente sobre su bajo rendimiento le preguntaron en el canal de la plataforma de pago. “¿Qué estás aprendiendo de este momento que estás atravesando?”, le preguntó la periodista. Y la respuesta de Asensio retumbó en los cimientos del Santiago Bernabéu.

“Yo no lo veo como una crisis. Al final yo tampoco soy el que tiene que tirar del carro en el club, hay jugadores que llevan muchos más años, mucho más experimentados, que tienen un status mayor al mío y son los que tienen que tirar del carro”, apuntó Marco.

Unas palabras que no han sentado nada bien en el seno del club y mucho menos entre los pesos pesados del equipo blanco. Sobre todo a Sergio Ramos, que se sintió directamente señalado.

Sergio Ramos pone los puntos sobre las íes

Sergio Ramos @| EFE

El capitán es de los que, si hace falta, pone las cosas en su sitio. No seria la primera vez que un crack se lleva una bronca del de Camas. Ramos no se ahorra nada. Ni gritos, ni insultos, ni nada. Ya se puede calzar Asensio.

Asimismo, tampoco ha gustado en el club que más tarde, lejos de hacer autocrítica con su situación y la del equipo, considerara “injustas” las críticas.

“Cuando van bien las cosas te ponen como el mejor y cuando van mal como el peor, hay algunas críticas que no son justas, que van a hacer daño, pero ya sabemos cómo funciona aquí el periodismo”, señaló Asensio. Y es que en Chamartín esperaban del crack que cogiera más responsabilidades y diera la cara.

Al fin  al cabo, el balear estaba llamado a ser el relevo de Cristiano Ronaldo. Y ello implica adquirir galones. Pero nada más lejos de la realidad. La decepción es absoluta.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad