Sergio Ramos | EFE

Sergio Ramos o aviso: “Florentino Pérez se lo carga” (y elige galáctico. Y hay sorpresa)

stop

El presidente del Real Madrid mueve ficha

08 de noviembre de 2018 (18:55 CET)

Tras la salida de Zinedine Zidane y de Cristiano Ronaldo del Real Madrid el pasado verano, Sergio Ramos se he erigido como el ‘rey’ en Valdebebas. Lo sabe todo y lo controla todo.

El capitán de hecho, fue capaz de organizar un motín (con chantaje a Florentino incluido) para que, tras la salida de Julen Lopetegui, fuese Santiago Solari y no Antonio Conte el que se hiciera cargo del equipo.

El poder de Ramos dentro del club ha crecido y con él, la información sobre qué piensa la directiva respecto al futuro de la plantilla. Y, teniendo en cuenta las informaciones que le han llegado, el de Camas ha lanzado un aviso a navegantes: “Florentino Pérez se lo carga”.

Sergio Ramos  | EFE

Florentino Pérez mueve ficha

¿De quién habla? Pues ni más ni menos que de Luka Modric. El croata parece estar más que sentenciado en el Santiago Bernabéu. Por dos motivos. Por un lado, el más obvio, la edad.

El centrocampista ha cumplido ya 33 años y, como suele ser habitual en futbolistas de primer nivel como Luka, lo único que puede hacer ahora es ir a peor. Modric ha sido muy importante, mucho, en los recientes éxitos de los blancos en los últimos años.

Ha sido el timón, el guía, el enlace entre la defensa y el ataque. Pero ha llegado la hora de jubilarlo. Entre otras cosas porque (y ahí entra el segundo motivo) ya no se le ve tan fresco como antes.

Al balcánico le pesan los años y más tras un verano en el que apenas ha tenido descanso debido al buen hacer de Croacia en el Mundial. Así que, como bien sabe Ramos, Florentino se lo cargará cuando acabe el año.

Luka Modric | EFE

De hecho, Modric ya quiso marcharse el verano pasado. Cuando vio que Zidane (el técnico con el que mejor ha congeniado y con quien ha mostrado su mejor nivel) se iba, él quiso hacer lo mismo.

Flirteó con el Inter de Milán hasta el punto de llegar a un acuerdo, pero cuando Pérez se enteró que el croata estaba negociando a sus espaldas, se negó a dejarlo escapar e incluso le prometió una subida de sueldo. Una mejora de ficha no llegará. Todo lo contrario.

El galáctico de Florentino Pérez

Y el capitán lo sabe. Sabe también cuál es el nombre que más ilusiona al presidente como recambio del croata. Y es toda una sorpresa: Christian Eriksen. El danés, como ocurre también con Harry Kane, anda como loco por salir del Tottenham.

Y es que la calidad y el fútbol que tiene el centrocampista en sus botas están por encima del club de Londres. Se merece jugar en un grande de Europa, y este verano es muy probable que salga del conjunto de Mauricio Pochettino.

Pérez ya está en contacto con su entorno y le ha hecho saber que, una vez Luka haga las maletas, irá a por él. Eso sí, que prepare la chequera el presidente del Real. Teniendo en cuenta lo difícil que es negociar con Daniel Levy, en Inglaterra ya apuntan que el danés no se moverá del Tottenham por menos de 100 millones de euros.

Pese a que su valor de mercado es de 90, los de Londres son expertos en exprimir las negociaciones hasta el final y siempre acaban ganando unos cuantos millones más en sus ventas.

El ‘plan b’

Sin embargo, conscientes de las dificultades de negociar con Levy (y más teniendo en cuenta que Kane también es un objetivo), en la secretaría técnica tienen también un ‘plan b’: Sergej Milinkovic-Savic.

El centrocampista de la Lazio está llamando la atención de muchos de los grandes clubes del viejo continente y, pese a que ha renovado recientemente, en el Bernabéu saben que si se plantan con 80 millones en Roma, los italianos lo dejarán marchan.

Con un perfil un tanto más defensivo, el serbio es un todoterreno, con un físico imponente y capaz de ir de un área a otra con una zancada y una técnica a la altura de muy pocos.

La opción de casa

Como última opción como posible sustituto de Modric, Dani Ceballos. El andaluz fue un fichaje cien por cien de Florentino hace dos veranos, y en la casa se confía mucho en él. Si no consiguen hacerse con un centrocampista top, será el español quien herede la batuta del equipo.

Eso sí, muy difíciles se tendrían que poner las cosas para que ni Eriksen ni Milinkovic-Savic acabaran vestidos de blanco.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad