Sergio Ramos | EFE

Sergio Ramos no lo traga. Y Florentino Pérez pone 115 millones y 10 en regalos. El galáctico que cambia a Messi por Zidane

stop

El fichaje que veta el capitán del Real Madrid

03 de mayo de 2019 (10:20 CET)

Sin descanso. Los responsables del Real Madrid no pierden ni un día de trabajo en la construcción del proyecto de Zinedine Zidane para la próxima temporada. Y es que son muchos los frentes que tienen abiertos en Chamartín.

Uno de ellos es la regeneración de la medular. El futuro de Toni Kroos y Luka Modric no está claro, mientras Zidane ya ha puesto en la rampa de salida a Dani Ceballos, Marcos Llorente, Fede Valverde o Brahim Díaz.

A cambio, son varios los nombres que suenan en los despachos merengues. Uno que gusta mucho a Florentino es Christian Eriksen, del Tottenham. Algunas fuentes señalan incluso que el jugador tendría un acuerdo verbal con el Madrid, mientras que su precio ya estaría establecido en unos 100 millones de euros.

Christian Eriksen | EFE

Zidane quiere a Pogba

A Zidane, sin embargo, le gusta su compatriota Paul Pogba. El francés va como loco por salir del Manchester United, donde cada día está más cuestionado. Pogba no ha triunfado con los red devils y hace tiempo que valora embarcarse en una nueva aventura.

El Barça era una de las hojas de ruta que manejaba. De hecho, en más de una ocasión ha elogiado públicamente a Leo Messi. Sin embargo, el poder jugar a las órdenes de Zidane es algo por lo que renunciaría con los ojos cerrados a formar al lado del delantero argentino.

En el Real no termina de ver clara esta incorporación. Sobre todo en el vestuario, donde Sergio Ramos y el resto de pesos pesados ven a Pogba como un jugador un tnto conflictivo y que podría provocar más de un incendio en el vestuario.

Florentino Pérez mueve ficha

Sin embargo, Florentino sabe que no puede ignorar a Zidane. Si el míster aceptó regresar fue con la condición de poder meter mano en los fichajes, y quiere a Pogba sí o sí. Además, su incorporación es compatible con la de Eriksen. El francés tiene un perfil más ofensivo, mientras que Eriksen es más defensivo.

Por eso a Pérez no le queda otra que intentar cerrar del fichaje del crack galo, y ha establecido el plan para fichar al centrocampista. Una propuesta que contiene 115 millones fijos que llegarían a los 150 que quiere el United con variables. Una cantidad a la que habría que sumar otros 10 en concepto de primas de fichaje a terceros. La maquinaria ya está en marcha. Pronto llegarán las primeras respuestas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad