Sergio Ramos mete una bronca monumental a tres cracks del Real Madrid (y al niño bonito de Zidane)

stop

El capitán blanco se pone serio en una reunión con los pesos pesados

Zidane elige al relevo de Gareth Bale (¡Y no te lo imaginas!)   | EFE

11 de abril de 2017 (18:44 CET)

Sergio Ramos se ha puesto el cuchillo entre los dientes. El capitán del Real Madrid está asumiendo una cuota de protagonismo muy elevada y ha cantado la caña a varios compañeros suyos de primer nivel que no andan finos.

El central de Camas se ha dirigido a cuatro de los futbolistas más importantes del equipo. Jugadores de mucho nivel que deben dar un paso al frente.

En juego están la Champions, en el difícil duelo contra el Bayern de Ancelottti, y la Liga, donde sacan tres puntos de ventaja al Barça con un partido menos.

Todo está de cara para levantar títulos este curso, pero no se pueden permitir más faltas de concentración. Es por ello que Ramos ha pasado a la acción.

Si bien dijimos recientemente que el camero había hablado con Zidane para trasladarle el malestar de una parte del vestuario, con pocos minutos, que se sentía señalada, en los últimos días Ramos también ha intermediado con la plantilla.

El capitán blanco tuvo un encuentro con algunos de los jugadores más importantes del equipo y puso a todos en su sitio. Empezando por Cristiano Ronaldo.

Ramos recordó que todos deben trabajar en ataque y en defensa, porque a veces el equipo sufre más de lo previsto. También hubo recado para Gareth Bale en este sentido.

Benzema debe tirar del carro

El camero, incluso, le tocó la cara a su mejor aliado sobre el terreno de juego, Toni Kroos. El alemán, con un guante en el pie para poner los mejores centros sobre la testa de Ramos, no ha estado fino sobre el césped.

Pero al que más chicha le metió el andaluz fue al niño mimado de Zinedine Zidane.

Ramos cogió a su amigo Benzema por banda y le dijo que tenía que espabilar. Está irregular, pero tiene talento para romper todos los partidos. En un momento en que Cristiano y Bale no están finos, Benzema tiene que tirar de galones.