Sergio Ramos liquida a un jugador del Barça con su gol

stop

El Clásico se salda con un empate (1-1)

La respuesta más dura de Sergio Ramos al comentario de Gerard Piqué

03 de diciembre de 2016 (18:28 CET)

Empate. El primer gran Clásico de la temporada se ha saldado con tablas. En un encuentro con la posesión muy repartida, ni FC Barcelona ni Real Madrid han conseguido imponer su futbol.

El cuadro de Luis Enrique Martínez ha conseguido imponerse, gracias a un gol de Luis Suárez de cabeza en el minuto 53. A partir de este momento, el Barça ha tenido la posesión, aunque el conjunto merengue ha resurgido y no ha bajado la cabeza hasta el último momento.

Y es que a falta de dos minutos para el final del encuentro, el de siempre ha conseguido igualar el marcador. El gran líder de las grandes ocasiones ha dado un golpe sobre la mesa subiendo el 1-1 al marcador. Sergio Ramos con un golpe de cabeza, ha rascado un punto de oro para el equipo madridista.

El gran damnificado

Este empate en el electrónico ha dejado más de un señalado. De hecho, en el conjunto de Lucho cada vez se evidencia más la falta de un lateral derecho de garantías.

Sergi Roberto empezó la temporada por todo lo alto, pero sin embargo, cuando la exigencia de los encuentros ha ido subiendo, no ha estado a la altura.

Lucas Vázquez le ha hecho la vida imposible y las fichas de ataque blancas le han pasado la mano por la cara. Lucho no quiere echar mano de Aleix Vidal porque no está a la altura, pero sin embargo, el canterano tampoco está superando las últimas pruebas.

Con mucha dedicación e implicación, Roberto intenta cubrir la demarcación y hacer la faena que Luis Enrique le manda, pero ante los rivales grandes se ve superado.

Un punto con sabor agridulce

El Barça ha dejado buenas sensaciones en la mayor parte del encuentro, aunque no ha conseguido sentenciar la ventaja en el marcador. Cuatro empates consecutivos que le empiezan a pasar factura al cuadro culé. De nuevo, el Madrid mantiene el colchón con seis puntos de ventaja sobre los azulgranas.