Sergio Ramos | EFE

Sergio Ramos, Isco y Marco Asensio o “Fichaje bomba”. Florentino Pérez cierra el primer galáctico para el Real Madrid 2019-20

stop

El vestuario alucina con el nombre que ata el presidente blanco

27 de noviembre de 2018 (18:55 CET)

Movimientos en el Santiago Bernabéu. Si bien es cierto que la bochornosa derrota del Real Madrid ante el Eibar el pasado fin de semana no ha hecho otra cosa que echar más leña al fuego y acabar con la racha de imbatibilidad de Santiago Solari, en la directiva hace ya tiempo que tienen muy claro que en este mercado de invierno tiene que haber una serie de cambios independientemente de cómo llegue a él el equipo.

Es por eso que, como bien saben Sergio Ramos, Isco y Marco Asensio, el presidente ya tiene atado a un “fichaje bomba” para enero. Eso sí, lo de bomba no es precisamente en sentido positivo.

El “fichaje bomba” de Florentino Pérez

Y es que no es otro que el que el presidente considera ya el primer galáctico del Madrid 2019-20: Brahim Díaz. El joven centrocampista malagueño está despuntando en el Manchester City.

Tanto es así que Pep Guardiola y los suyos llevan tiempo intentando que renueve cuanto antes su contrato que lo vincule unos cuantos años más a la entidad inglesa. Y es que su acuerdo con el City acaba el próximo verano con lo que, si no ha renovado antes del 1 de enero, podrá negociar libremente con quien quiera.

Pero parece que ya está más que hecho con los blancos. O al menos eso es lo que informan desde sectores cercanos al presidente, que ha visto en Díaz una muy buena oportunidad de mercado.

Entre otras cosas porque llegaría gratis. Sí, la joya de Guardiola en el City llegaría a coste cero al Santiago Bernabéu. El problema es que, como aseguran muchos en las redes, no es que sea precisamente Brahim la solución que necesita el Real en estos momentos.

Un nuevo cromo de Florentino Pérez

El caso es que, por mucho que el aficionado blanco no esté especialmente ilusionado (de hecho muchos ni le conocen) con Díaz, desde dentro lo ven como un jugador de futuro.

Un futbolista que, dando por buenas las informaciones que llegan desde el entorno del Bernabéu, lo más probable es que aterrice en Madrid una vez acabe el curso. Eso sí, no son pocos los que también avisan que, teniendo en cuenta que su representante es el hermano de Pep, Pere Guardiola, estas negociaciones no serían más que una muy buena manera de arrancar un gran contrato a la directiva del City.

El caso es que el propio Guardiola ya no esconde en público que la decisión de quedarse o irse es del jugador. “Siempre que juega lo hace a un nivel excelente. Sabe el deseo que tenemos para todos los jóvenes. Que lo queremos proteger, ayudar...como a todos los de la academia. Lo queremos aquí, pero al final es él, agentes y familia los que deciden”, aseguró hace unas semanas el técnico catalán.

Y dio los motivos por los que entendería su marcha: “La opinión que tenemos de él es muy buena, pero al final compite contra Sterling, Sané, Mahrez, Bernardo... es difícil tener minutos y él lo sabía desde el principio de temporada y se quiso quedar. Estamos encantados de tenerlo con nosotros. Haremos todo para que siga, pero él decide”.

La nueva estrategia del Real Madrid

Veremos finalmente qué sucede y si Brahim aterriza ahora en invierno (algo muy poco probable), en verano o nunca. El caso es que el español parece ser un ejemplo más de esta nueva estrategia en cuanto a fichajes que está emprendiendo el Madrid.

Una estrategia que tiene como objetivo hacerse con los mejores jóvenes talentos del fútbol mundial antes de que exploten del todo. Quizás el mejor ejemplo de ello es Vinícius, un futbolista por el que el club blanco pagó ni más ni menos que 45 millones de euros y que, eso sí, aún no ha demostrado su alto precio.

Santiago Solari Vinicius | EFE

Junto a él, Rodrygo, la otra promesa brasileña por la que el Real ha pagado otros 45 millones, o Exequiel Palacios, el joven centrocampista de River Plate que el Madrid tiene prácticamente cerrado.

Tres jugadores, cuatro si contamos a Brahim, que no han llegado ni a la veintena y que en el Bernabéu ven como oportunidades de oro para estar un paso por delante de sus competidores.

La afición va por otro camino

Una estrategia que no acaba de convencer a muchos. Es más, son varias las voces críticas contra la directiva que se preguntan qué necesidad tiene el Madrid de gastarse una millonada (sobretod en referecnia a los dos cariocas) en jugadores que aún no han demostrado nada.

Si es tan bueno Guardiola lo haría jugar, ¿no?” o “Qué manía en buscar jóvenes promesas cuando lo que necesita la plantilla son cracks de primer nivel” son algunos de los comentarios en este sentido.

Una serie de voces críticas que cada vez son mayores en número y que, con casos como el de Díaz, no dejan de ganar argumentos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad