Sergio Ramos | EFE

Sergio Ramos, Isco y Marco Asensio no lo quieren: el galáctico sorpresa de Florentino Pérez (y es para enero)

stop

El crack del presidente blanco que los pesos pesados no quieren ni ver

13 de noviembre de 2018 (18:55 CET)

En el vestuario del Real Madrid lo saben: Florentino Pérez se va a mover en este mercado de invierno como nunca. De hecho, a diferencia de lo ocurrido en años anteriores, en el Bernabéu ya se está moviendo en la sombra para cerrar varias incorporaciones que eleven (y mucho) el nivel de la plantilla actual del club blanco.

Y es que en los últimos tiempos el Real ha preferido tomarse los periodos de fichajes con mucha cautela. Ahora parece que ya no va a ser así. De hecho, advierten desde el entorno del presidente que Florentino ya le habría puesto un nombre encima de la mesa a Santiago Solari.

Un nombre que, eso sí, no gusta ni un pelo a Sergio Ramos, Isco, Marco Asensio y compañía. Y es que no es otro que el de un viejo conocido del madridismo: James Rodríguez.

El galáctico sorpresa para enero

Parece ser que el Madrid se estaría planteando muy seriamente hacerse de nuevo con los servicios del colombiano. James, que sí que fue importante la temporada pasada en el Bayern de Múnich, está chocando frontalmente con Niko Kovac, que lo está dejando en el banquillo de forma habitual en este curso.

Las opciones de que vuelva en enero no son muchas, pero están ahí. El Bayern tiene sólo dos posibilidades. O bien lo envía de vuelta al Bernabéu o bien se lo queda hasta final de año para luego pagar la compra obligatoria pactada en el acuerdo de cesión por 45 millones de euros.

Desde Alemania advierten que incluso una idea que está cobrando fuerza es la de quedárselo, pagar esa cantidad para luego venderlo a un precio más alto o utilizarlo como moneda de cambio para abaratar algún fichaje.

Pero las crecientes broncas de Rodríguez en el Allianz Arena están provocando que no sean pocos en Múnich los que prefieran sacarse este problema de encima cuanto antes. Y más si Kovac sigue al mando.

James Rodríguez | EFE

James Rodríguez, encantado de regresar

Por su parte, el centrocampista lo tiene muy claro: regresaría con los ojos cerrados. El motivo por el que apostó por dejar el Madrid fue Zinedine Zidane. Él y el galo no tenían precisamente una relación muy buena y, ahora que ya no está el francés en la capital española, James volvería encantado a enfundarse la camiseta blanca.

Entre otras cosas porque sabe que ahora sí que tendría más protagonismo en el equipo. Ya no está Cristiano Ronaldo, e Isco (el jugador con el que se disputaba un puesto) parece no contar para Solari.

El vestuario no lo quiere

Eso sí, por mucho que en el palco estén pensando repescar a James, el vestuario ya le ha dejado claro a Florentino que no quiere ni ver al colombiano. Isco, por motivos obvios. También Marco Asensio, que sabe que si llega el ‘cafetero’, sus minutos estarán en peligro.

Marco Asensio | EFE

Pero es quizás Ramos el que se está mostrando más en contra. Y no por un tema deportivo, sino por todo lo que rodea a James. Y es que el capitán ya vivió la epata oscura del centrocampista en Valdebebas.

Sabe que no tiene una vida tranquila cuando se quita las botas y lo último que necesita ahora el vestuario es un jugador que llegue dispuesto a ponerlo todo patas arriba.

James no es de esos, además, que se muerda la lengua. Si tiene que rajar, raja. Y si tiene que celebrar por todo lo alto (y hasta altas horas) una victoria o una derrota lo hace. Y si se tiene que encarar con quien sea, lo hace.

Icardi y Hazard las prioridades

Sí que encajan mucho más en los planes del capitán y del resto del vestuario, excepto a algunos perjudicados, las posibles llegadas de Eden Hazard y Mauro Icardi. Es la del belga la que más encaminada está. Y para enero.

Eden Hazard| EFE

El único ‘pero’ es la negativa de Sarri, el técnico del Chelsea, a dejarlo escapar. Pero todo lo demás está ‘ok’: el delantero quiere venir, el Madrid está dispuesto a pagar y Solari estaría encantado de tener a su disposición la calidad de Hazard en su plantilla.

De hecho, el último en acompañar a Bale y Benzema en el tridente atacante fue Lucas Vázquez, síntoma inequívoco que Santiago no confía ni en Asensio ni en Isco como tercera pieza de la artillería merengue.

Por su parte, Icardi es el elegido para ser el nuevo ‘9’ blanco. El problema es que el Inter no está tan predispuesto a dejarlo escapar como el Chelsea a Hazard. Además, Benzema ya ha dicho que no se va a mover, y hacerse con el argentino no solucionaría el problema de la banda izquierda del Madrid.

El prioritario es Hazard, Icardi es una opción seria y James es una sorpresa que tiene Florentino guardada por si acaso. Una sorpresa que no hace ni pizca de gracia a los pesos pesados.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad