Sergio Ramos | EFE

¡Sergio Ramos huele a muerto! Zidane ordena pagar 50 millones por este tapado para el Real Madrid

stop

El equipo blanco mantiene el liderato en solitario pero deja escapar dos puntos vitales tras empatar contra el Celta de Vigo (2-2)

16 de febrero de 2020 (22:53 CET)

El Real Madrid empató contra el Celta de Vigo (2-2), en el choque en el que volvió a jugar Eden Hazard. Los goles los pusieron Smolov y Santi Mina para los de Oscar García, y Toni Kroos y Sergio Ramos para los de Zinedine Zidane. Los blancos mantienen el liderato pero dejan escapar dos puntos importantísimos. Ahora tienen al Barça a un punto.

Toni Kroos Celta

Dos errores que cuestan dos puntos

Un partido en el que las carencias en la defensa volvieron a costar un disgusto al equipo merengue. Primero, en el minuto 7, Sergio Ramos no llegó a tapar un pase de Iago Aspas a Smolov, al que no tampoco le costó desmarcarse de Raphaël Varane para adelantar a los gallegos. Y más tarde, a cinco del final y con 2-1 en el marcador, Ramos se fue a por uvas persiguiendo a Denis Suárez, dejando un hueco que permitió a Santi Mina recoger el pase del ex del Barça y empatar la contienda. Dos errores que no le costtaron el liderato a los blancos, pero sí perder dos puntos que sobre el papel se dan por ganados. 

Un tema, el de los problemas en defensa, que lleva días ocupando la agenda de Florentino Pérez. Y hay un nombre que destaca: el de Sergio Ramos. El cambio generacional (necesario) en la retaguardia pasa por la hoja de ruta de Ramos. Y los próximos meses serán decisivos para el central de Camas. El capitán se enfrenta a unas negociaciones que determinarán el rumbo de su carrera. Y también el devenir de la zaga merengue.

Ramos cumple en esta su 15ª temporada en el Real Madrid. Una década y media en la que ha sumado los títulos más importantes de la historia del club. Ha sido titular indiscutible en el equipo capaz de ganar cuatro Champions League en cinco años que contrarrestaron los éxitos del Barça de Leo Messi.

Ramos pica a la puerta

Un curriculum en el que el andaluz se apoya para pedir una renovación al alza. Quiere tener un sueldo a la altura de lo que ha dado a la entidad a lo largo de estos años. Pretende estar al nivel salarial de Eden Hazard y de Gareth Bale, los cracks mejor pagados de la plantilla actual.

Eden Hazard Celta

Pero en la planta noble no están por la labor. No quieren encadenarse a un sueldo millonario de un jugador que consideran que ya encara la recta final de su carrera.

Dudas en la cúpula

Los 34 años que cumplirá en marzo se notan cada vez más en errores cruciales sobre el terreno de juego. Y por muchos goles que marque contra el Celta, no vale solo con eso. Hoy no fue suficiente. Y el Madrid necesita defensas que primero defiendan. Un paso Ramos se salta a menudo. 

Y en el Real prefieren invertir el montante en un galáctico como Kylian Mbappé o similar.  No quieren ocupar la ficha que podría ser para un crack de primera línea, en un futbolista que pronto estará de vuelta.

Así las cosas, en la cúpula aceptarán una renovación de uno más uno. De esta forma todavía tendrán dos veranos para sacar algo por su venta. Pero ni se sentarán a negociar su ficha. No aceptarán que no se mantenga intacta.

Florentino Pérez se cubre las espaldas

El culebrón se antoja largo. Quedan muchas horas de conversaciones entre las partes. Pero pase lo que pase, en el Madrid tienen claro que la maquinaria para relevar a Ramos debe ponerse en marcha. Y ya tienen más de un nombre sobre la mesa para sustituirlo.

Una de las opciones que barajan en la T4 del Santiago Bernabéu es la de Diego Carlos, del Sevilla. El central de 26 años está firmando una gran temporada en el Sánchez Pizjuán y se está consagrando en Primera División.

Diego Carlos Sevilla

El tapado de Zidane

Pero Zidane tiene otra propuesta. Un tapado que no costaría más de 50 millones de euros. Dayot Upamecano, defensa francés del RB Leipzig. El jugador es un portento físico de 1,86 de estatura y está siendo una de las sensaciones de la Bundesliga.

Lo que más gusta a Zidane es su polivalencia. Puede jugar tanto de central como de medio centro defensivo, con lo que podría ir entrando en el equipo rotando con los centrales, así como con Casemiro.

El valor de mercado del crack alcanza los 50 millones y, lo mejor, tiene contrato hasta 2021. Una cifra que el club alemán tendrá que aceptar en verano si no quiere ver como se va gratis el año que viene.

Opción B

La otra opción que propone el técnico es Kalidou Kolibaly. Pero el central galo tiene contrato con el Nápoles hasta 2023, su precio se va hasta los 70 millones de euros y supera ya los 28 años. Su margen de progresión es menor que el de Upamecano.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad