¡Sergio Ramos estalla en el vestuario del Real Madrid!

stop

El cuadro de Zidane cae ante el Sevilla (2-1)

Sergio Ramos estalla en el vestuario de Sevilla | EFE

15 de enero de 2017 (23:19 CET)

Duelo de titanes. Espectáculo total. El partido entre el Real Madrid y el Sevilla ha estado a la altura de lo esperado. Tras tres intentos seguidos, el cuadro de Sampaoli ha conseguido vencer a Goliat.

El cuadro andaluz ha convencido delante de su afición y le ha arrancado la imbatibilidad a Zinedine Zidane. 2-1.

Los merengues han comido de su propia medicina. Una remontada in extremis. El Madrid no ha disputado uno de sus partidos más brillantes y el Sevilla ha aprovechado bien los momentos de debilidad.

Las primeras reacciones de los 'capos'

Sin embargo, la derrota madridista va mucho más allá. Mientras que la distancia con el Barça sigue siendo considerable –dos puntos con un partido menos jugado-, la caja de los truenos se ha abierto.

Sergio Ramos ha estado en el punto de mira desde el inicio del encuentro. Los pitidos no han cesado. Aun así, la Ley de Murphy le ha jugado una mala pasada. En una falta del Sevilla, el capitán merengue se ha marcado un autogol. El tanto del empate.

Este 1-1 en el marcador ha significado un punto de inflexión. Y es que a partir de allí, los de Zizou se han deshinchado y han encadenado un error tras otro. El resultado ha sido claro: el primer batacazo tras 40 partidos sin perder.

Ramos toma la batuta

Esta derrota ya ha tenido las primeras reacciones en el vestuario del Madrid. El capitán madridista ha actuado como líder. Tal como han desvelado fuentes internas presentes en el Sánchez Pizjuán, Ramos ha tomado la batuta. Un paso al frente.

Consciente de que su error ha sido garrafal, el central ha entonado el mea culpa. Sergio ha pedido perdón al cuerpo técnico y a los compañeros. Tras varias citas entregándoles la gloria, esta vez ha visto la otra cara de la moneda.

Sin embargo, el cabreo de Ramos no ha quedado aquí. Después de predicar con el ejemplo y disculparse, Sergio ha tenido discurso para rato. El andaluz sabe que así no se ganan las ligas.

La Liga está en juego

Veterano y con experiencia, el jugador ha querido coger las riendas. El duelo ante el Sevilla era una batalla clave. Tal como desveló el propio Zidane era una fecha marcada en rojo. Si hubiesen ganado este fin de semana, las cosas se pondrían muy de cara. Cinco puntos con un partido menos.

Aun así, el Madrid no ha sabido aprovechar la ventaja. La cabeza fría no se ha mantenido. El central ha querido destacar el cambio de actitud del equipo tras el gol de Cristiano Ronaldo. Se han relajado.

Esto no ha sido todo. Zidane ha introducido cambios en el peor de los días. El planteamiento de prueba no ha dado los resultados deseados. No era el día.

Además, los grandes cracks también han tenido errores considerables. Keylor ha naufragado –no ha estado acertado en el autogol de Ramos-. Cristiano ha fallado más de la cuenta y Karim Benzema tampoco ha estado a la altura. Un día para olvidar.