Sergio Ramos es una bomba a punto de estallar en el Real Madrid

stop

El capitán madridista está muy enfadado

Florentino Pérez toma la batuta con Sergio Ramos por Pilar Rubio | EFE

07 de noviembre de 2016 (11:52 CET)

Sergio Ramos sigue mudo. El capitán del Real Madrid calla porque prefiere ser bombero que pirómano. El defensa internacional está muy molesto con Florentino Pérez y prefiere esquivar a los medios de comunicación antes que proclamar sus opiniones sobre las renovaciones de Gareth Bale y Toni Kroos, dos futbolistas que cobran más que él.

El enfado de Sergio Ramos, según fuentes próximas al futbolista, es "monumental". El futbolista andaluz cree que el Madrid no valora su rendimiento y su trayectoria en el club ,y su entorno sostiene que hay una campaña orquestada en su contra desde las altas instancias del Bernabéu.

Precedentes

Sergio Ramos ha confesado a personas de su total confianza que sus problemas en el Madrid comenzaron el día que renovó su contrato a cambio de 10 millones de euros netos por temporada. Desde entonces, detecta que se magnifican sus errores y considera que es víctima de una campaña parecida a la que sufrieron Raúl e Iker Casillas, dos capitanes con muchos galones que salieron por la puerta falsa del Bernabéu.

El defensa de Camas cree que Florentino no le perdona que estuviera muy cerca de fichar por el Manchester United antes de renovar su contrato. Y está mosqueado con las últimas renovaciones de Bale y Kroos. El primero gana 15 millones de euros netos por temporada y el segundo cobrará unos 11 millones. En cambio, aplaude que Cristiano Ronaldo siga siendo el mejor pagado en el Madrid, pero no soporta que él sea el cuarto jugador con una ficha más elevada.