Sergio Ramos enfrenta a Zidane con Florentino Pérez en el Real Madrid

stop

Los dos hombres fuertes del Santiago Bernabéu deben decidir

Zidane apuñala a Sergio Ramos por la espalda con un fichaje sorpresa para el Real Madrid

15 de mayo de 2017 (17:05 CET)

Dos prioridades diferentes. El pasado domingo, el Real Madrid dio un gran golpe sobre la mesa en la Liga. Sin Marcelo en la convocatoria y con un centro del campo poco habitual, el cuadro de Zinedine Zidane fue el más listo del partido ante el Sevilla.

Con esta victoria, el título está más cerca. Y es que si los merengues se imponen el miércoles en Balaídos solo quedará el duelo ante el Málaga. La competición liguera depende del Madrid y en el Santiago Bernabéu lo saben.

En este caso, conquistar la Liga y, seguidamente, vencer a la Juventus de Turín en la final de la Champions son los dos objetivos claves a corto plazo. Los madridistas tienen en sus manos cerrar una temporada por todo lo alto con el Doblete de Oro en el bolsillo.

Sin embargo, Florentino Pérez levanta la vista y va más allá. El presidente merengue ya traza los hilos del próximo curso 2017-18. Mientras que la secretaría técnica barre el mercado para hacerse con las grandes joyas, el magnate madrileño apunta las necesidades prioritarias.

Y es que dar salida a las piezas que no van y atar cracks es el objetivo a medio plazo para construir un ciclo ganador. Así pues, el mandamás blanco le ha prometido a Zidane un refuerzo para cada demarcación.

¿Crack o perla?

Una de las posiciones que genera mayor expectación es la del central. Sergio Ramos necesita un refuerzo para su pareja de baile. Cierto es que Nacho y Varane van ganando galones, especialmente el español, aunque necesitan una ficha más para apuntalar la demarcación con la salida de Pepe.

En este sentido, los intereses no van en la misma línea. Mientras que Florentino quiere a un central top como Leonardo Bonucci, Zizou apuesta por Varane y Nacho. El técnico galo prefiere atar un jugador de relleno, una pieza que llegue consciente de que será suplente. Quiere darle minutos también a Varane y potenciar al español.

Así pues, el objetivo de Zidane es atar a un defensa low-cost o recuperar al cedido al Eintracht Frankfurt, Jesús Vallejo. Dos objetivos muy distintos, por lo que antes de que suban la persiana del mercado de fichajes de verano deberán tomar una decisión. Llegar a un acuerdo sobre la pareja de baile de Ramos. Sobre la mesa.