Sergio Ramos desatado: “¿Te ríes de mi?”. Bronca bestial por WhatsApp  | EFE

Sergio Ramos desatado: “¿Te ríes de mi?”. Bronca bestial por WhatsApp en el Real Madrid

stop

El capitán del conjunto blanco da un golpe sobre la mesa

03 de octubre de 2018 (18:15 CET)

Sergio Ramos no puede más. El capitán, igual que todo el madridismo, se echa las manos a la cabeza viendo a este Real Madrid. El proyecto de Julen Lopetegui hace aguas por todos lados. Los resultados son malos, y la dinámica del equipo no parece que vaya a ir a mejor.

El camero estuvo ausente ayer en la convocatoria para medirse al CSKA de Moscú. Lopetegui habló de molestias en los isquios. Pero eso no impidió al central dar un golpe de la mesa después del ridículo de sus compañeros en Rusia.

“¿Sergio Ramos?” No es descanso. Lopetegui calla, pero Florentino, no | EFE

El zaguero utilizó el grupo de WhatsApp para soltar una arenga después del tropiezo en Champions. Al igual que ocurriera en la media parte del partido ante el Sevilla, Ramos llevó la voz cantante. Apeló al honor y recordó que no todos pueden vestir la camiseta de todo un Real Madrid.

A Ramos no le gusta un pelo la imagen que está dejando el Real Madrid en este inicio de campaña. El hecho de que muchos reconozcan que echan de menos a Cristiano Ronaldo le saca todos sus demonios, y es que el camero cree que están capacitados para sacar esto adelante sin el portugués.

Por el momento todo son críticas al equipo. Los comentarios en las redes sociales señalan directamente a Julen Lopetegui: “¿Te rías de mi?”, “No sirve” o “Esto no hay quién lo aguante” son algunas de las palabras que se pueden leer. Y es que el madridismo está muy quemado con lo que está pasando.

 

Sergio Ramos lo sabe y es consciente de que es el momento de dar un paso al frente. Lo ha hecho ya a través de WhatsApp, y lo hará cara a cara en el próximo entrenamiento. Esto no puede seguir así, y Ramos está dispuesto a coger el toro por los cuernos. Es el momento del capitán.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad