Sergio Ramos le deja las cosas claras a un peso pesado de Zidane | EFE

Sergio Ramos desatado (o la que se montó en el vestuario del Real Madrid: “O te vas”)

stop

El capitán blanco la lía en la vuelta de las semifinales de la Champions League

02 de mayo de 2018 (14:14 CET)

​Sergio Ramos es uno de esos capitanes con garra, con fuerza y que siempre está atento a todos los detalles que ocurren dentro del vestuario del Real Madrid. Y el pasado martes lo volvió a demostrar.

Consciente que el partido ante el Bayern de Múnich era, de lejos, el más importante de la temporada, no perdió la oportunidad de tener unas palabras con uno de los pesos pesados del conjunto de Zinedine Zidane: Karim Benzema.

Las palabas de Sergio Ramos a Karim Benzema

Y es que cuando se supo que el delantero francés iba a ser titular, Sergio se acercó y le mandó un aviso muy claro. “O te vas” le dijo. El central le dejó muy claro a Karim que este era el partido en el que tenía que reivindicarse. Si volvía a fallar, Pérez se lo cargaba.

Consciente Sergio que el futuro de Benzema no está nada claro, el andaluz le dio a entender que debía dar el cien por cien en el campo y demostrar que aún es un delantero válido para el conjunto blanco.

No era el día para estar errático ni para no dejarse la piel. Por suerte para el capitán y para toda la afición merengue, Karim respondió. Y vaya si lo hizo. Marcó los dos goles que llevaron al Madrid a la final y silenció al gran número de críticos que llevaban meses dándole por todas partes.

benzema doblete bayern

Florentino Pérez sigue atento

Un gran partido de Karim que puede que le haya servido para frenar los ánimos de un Florentino que ya le había puesto el cartel de transferible. Si bien es cierto que su salida no era nada fácil, el presidente estaba dispuesto incluso a perder algo de dinero con tal de verlo partir.

Sin embargo, la buena actuación del galo ante el Bayern ha significado, al menos de momento, una buena dosis de subida de autoestima del jugador y de confianza por parte de la afición y de buena parte de la directiva.

Eso sí, si los blancos no acaban llevándose la Champions, por muy buenas semifinales que haya hecho Karim, no le servirán de nada. Al menos ahora, hasta la final de Kíev, puede respirar un poco más tranquilo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad