Sergio Ramos corta una cabeza en el Real Madrid ("Por aquí no vuelvas")

stop

Los pesos pesados se plantan

Los pesos pesados se cargan a un hombre de Florentino Pérez  | EFE

04 de julio de 2017 (10:09 CET)

Los movimientos sonados en el Real Madrid no se limitarán este verano a los jugadores del primer equipo. Según informó este lunes el propio club, el jefe de los servicios médicos, Jesús Olmo, ha sido destituido de su cargo.

Olmo ya estaba vinculado al club antes de que fuera incluido en el organigrama del Real en el 2013.

Mal inicio

El doctor era el cardiólogo de Florentino Pérez, además de ser una persona muy cercana a Jerónimo Farré y miembro de la Junta blanca. De hecho, él fue quien trató a Woodgate, que nunca terminó de recuperarse.

Ya formando parte del equipo médico de la entidad, no llegó a entenderse con Carlos Díez, mandatario de Sanitas, que terminó abandonando el cargo. Carlo Ancelotti también tuvo problemas con Olmo.

El médico señaló a Mauri, el preparador físico del italiano, como el gran culpable de la ola de lesiones que sufrió el equipo en la temporada 2014-15. Tanto es así que desde el club le dijeron al míster que si quería seguir en el cargo debía despedir a Mauri. Así estaban las cosas.

En el 2015 adquirió plenos poderes con la plantilla, y llegó otro lío. Jesús se deshizo de Pedro Chueca, uno de los fisios que gozaban de más confianza entre los jugadores. Y no fue el único. El traumatólogo Paco Morate, los fisioterapeutas Juan Muro, Carlos Heredia y Dani Pirri, y el recuperador Santi Lozano también terminaron en la calle.

Ultimátum de los cracks

El asunto llegó a mosquear tanto a los jugadores que algunos pesos pesados del equipo solicitaron una reunión con el director general del Real Madrid, José Ángel Sánchez.  , que no ha tardado en tomar una decisión al respecto. "Por aquí no vuelvas". En el Real han fulminado a Olmos.

De hecho, varios cracks del equipo hace tiempo que no se tratan en el club y han estado acudiendo en los últimos meses a sus médicos y especialistas de su confianza. Así, Cristiano Ronaldo es atendido por Joaquín Juan, Sergio Ramos sigue con Chueca, mientras que Karim Benzema es tratado por Juan Muro.