Sergio Ramos avisa que Lucas Vázquez no tiene las mismas oportunidades que Asensio y Cristiano Ronaldo en el Real Madrid | EFE

Sergio Ramos avisa a Florentino Pérez: el lío con Lucas Vázquez

stop

El presidente del Real Madrid alucina con la verdad oculta del extremo gallego

28 de octubre de 2017 (20:08 CET)

Lucas Vázquez atraviesa su tercera temporada en el primer equipo del Real Madrid. El extremo gallego pasó por las categorías inferiores, emigró para hacerse un nombre y fue repescado.

En su primera temporada sorprendió a todo el mundo con su desparpajo. Se adaptó a la perfección tanto dentro como fuera del campo, donde se ganó a todo el vestuario con su simpatía.

Especialmente buena es la relación que fraguó con Sergio Ramos, su mejor amigo dentro de la plantilla. Sin embargo, el capitán blanco está ahora preocupado por él. Ya no es el mismo.

Este tercer año está siendo el más difícil para Lucas. Y no porque no cuente para Zinedine Zidane, sino porque cada vez más tiene claro que su rol residual va a más.

Es cierto que Lucas ha participado en casi todos los partidos hasta ahora disputados. En Liga, por ejemplo, no se ha perdido ningún encuentro: tres veces como titular y seis desde el banquillo.

Pocos minutos de calidad

Ese es precisamente el problema de Lucas. Que tan solo ha jugado un partido entero en el torneo de la regularidad, además del duelo de Copa contra el Murcia.

Y de los seis partidos que ha jugado partiendo de suplente, siempre ha entrado a partir del minuto 70, lo que supone un pobre bagaje de máximo 20 minutos por partido.

Esta situación es difícil para el gallego a pesar de que este año tiene menos competencia directa. Al no estar James Rodríguez ni Álvaro Morata, Zidane le da minutos casi siempre.

Pero Marco Asensio le ha pasado totalmente la mano por la cara. Hasta el punto que, pese a la lesión de Gareth Bale, está muy caro que Lucas sea titular.

Sergio Ramos tomó a bien hacer de capitán y avisar a Florentino Pérez de la situación. El delantero está decepcionado, más apagado que de costumbre y puede terminar siendo un problema.