Zinedine Zidane | EFE

“Será vecino de Messi”. Y juega para Zidane en el Real Madrid

stop

Florentino Pérez manda a un crack a la ciudad condal

13 de julio de 2019 (11:58 CET)

Desde su llegada al Real Madrid, Zinedine Zidane ha estado poniendo a sus jugadores a examen. El objetivo: decidir con qué jugadores quiere contar en su proyecto y a cuáles quiere fuera del equipo antes de que empiece la temporada. Y el técnico lo tiene muy claro.

En realidad no le han salido dos listas, sino tres, La de indultados, la de descartados y la de los que tienen el futuro en el aire.

Los indultados de Zidane

De la primera forman parte futbolistas como Marcelo. El brasileño firmó una temporada para olvidar. De hecho, Sergio Reguilón le arrebató la titularidad. Pero Zidane está seguro de poder recuperarlo. Además, con Ferland Mendy en la plantilla podrá tener el descanso necesario para dar lo mejor en las citas importantes.

También ha sido indultado Karim Benzema. El delantero estuvo muy mal hasta antes del regreso de Zidane, con rachas cuatro o cinco partidos en los que no fallaba a puerta y otras de hasta 10 choques en los que ni siquiera llegaba a chutar. De hecho, si mantuvo la titularidad no era por otra cosa que porque no había ningún jugador que le hiciera sombra. El rendimiento de Mariano Díaz ha estado muy por debajo de lo esperado.

Karim Benzema resucita con el regreso de Zidane

Pero con ZZ en el banquillo, todo cambió para el atacante galo. Karim participó en 9 de los 11 partidos que dirigió Zidane, en los que sumó ocho goles y dio dos asistencias, sellando así un final de curso con muy buena nota y ganándose una oportunidad en el nuevo proyecto de Zidane.

En la segunda lista figuran los jugadores ya vendidos como Mateo Kovacic (Chelsea, 40 M€), Marcos Llorente (Atlético de Madrid, 40 M€), Raúl de Tomás (Benfica, 20 M€) y Theo Hernández (AC Milan, 20 M€).

Mateo Kovacic | EFE

Los descartados de Zidane

También los que están en la rampa de salida, como Gareth Bale, Dani Ceballos, James Rodríguez, Jesús Vallejo o Sergio Reguilón, con los que Zizou no cuenta y a los que el técnico galo no quiere ni ver el próximo curso.

O Mariano, que con Luka Jovic en el equipo su presencia no tiene razón de ser. Zidane ya tiene al relevo de Benzema que quería.

Con el futuro en el aire

Pero, ¿qué hay de la tercera lista? En ella figuran jugadores que no será fijos en el once y que gozarán de menos minutos, pero a los que el técnico querría mantener en la plantilla. El entrenador quiere tener una unidad B de garantías, y en ella quiere jugadores como Lucas Vázquez, Marco Asensio o Isco Alarcón.

El caso de Isco es especial, porque el andaluz acaba de ser padre y tanto él como su entorno quieren permanecer en Madrid al menos un año más.

Diferente es el caso de Asensio y Lucas, que quieren minutos y que no cierran las puertas a una salida. Además, en la cúpula estarán encantados de hacer caja con sus ventas. Florentino Pérez prefiere sacar una buena tajada por ellos que verlos en el banquillo casi cada fin de semana.

Veremos lo que ocurre si llegan buenas ofertas. Por Lucas, por ejemplo, se conoce que el Arsenal estaría dispuesto a pagar hasta 40 millones de euros. Y con propuestas así, se hará difícil decir que “no”.

Lucas Vázquez

El Madrid no quiere perder de vista a Brahim Díaz

Pero estos no son los únicos con el futuro en el aire. Brahim Díaz también se encuentra en una situación complicada.  Aunque su situación es ligeramente distinta.

El futbolista tampoco será protagonista. Aunque fue uno de los jugadores de los que más echó mano el míster durante las últimas jornadas de Liga en las que dirigió al equipo. Y ni el míster ni en la cúpula le quien perder de vista. Al menos no del todo. Y menos aún Florentino, pues Brahim es un fichaje suyo. Además, solo lleva seis meses en la entidad y la mayoría considera que falta tiempo para saber qué se puede esperar de su juego. Por eso los dirigentes se plantean una cesión para el próximo curso, con la garantía de que Zidane podrá contar con él a medio plazo.

El Madrid baraja una cesión

Una operación que se llevaría a cabo con el Espanyol de Barcelona, donde como pasó con Asensio y Lucas, Díaz tendría minutos y oportunidades para foguearse.  

Una opción tampoco desagrada al andaluz. Sabe que lo que necesita ahora son minutos y que estos no los tendrá en Chamartín. Y sí, en cambio, podría tenerlos en la ciudad condal. “Será vecino de Messi”, comenta ya más de una voz, tanto en los pasillos del Santiago Bernabéu como en el entorno del jugador.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad