Diego Simeone| EFE

“Se va con Simeone”. Y Bale sabe quién es el titular del Real Madrid harto de Solari (y Florentino Pérez)

stop

Una pieza clave madridista podría salir en el mercado de verano

12 de febrero de 2019 (18:30 CET)

Ha mejorado el Real Madrid en los últimos partidos y mucha culpa de ello lo tiene Luka Modric. El croata ha recuperado su mejor versión hace unos meses y eso se ha visto reflejado en el juego y los resultados del equipo.

Mal inicio de Modric

El duro calendario que tuvo el año pasado pudo pasar factura al Balón de Oro, que comenzó el curso siendo bastante irregular y sin encontrar su nivel más óptimo. Desde ese momento, hubo muchas dudas sobre su continuidad la temporada que viene.

Y es que consideran, desde las oficinas del Real Madrid, que la mejor temporada de Modric ya ha pasado y que este año tocó la cima de la montaña. Por lo que todo lo que llegue de aquí en adelante no puede superarlo.

Pretendido en el verano pasado

Por eso, sumado al interés del Inter, en el pasado verano pone al mediocampista en la rampa de salida. Ya que, la presencia del Mundial y la decisión de Modric de centrarse en el campeonato de selecciones evitaron que pudiera salir del Santiago Bernabéu.

Sin embargo, este verano es diferente. Tiene todo el periodo de fichajes para pensarse su salida y ya hay equipos interesándose en él. El que más está pujando es el Inter de Milán, una vez más, por hacerse con sus servicios. Le ofrece un contrato muy apetecible y poder disfrutar de una liga que todavía no ha disputado.

A las órdenes de Simeone

“Se va con Simeone”, comentan ya en las redes sociales, teniendo en cuenta que, si el Atlético no consigue la Champions esta temporada, su técnico podría salir del equipo rojiblanco y su destino será el equipo neroazzurro.

“Simeone lo llamó”. Florentino Pérez pone precio (es un titular del Madrid)| EFE

Bale, amigo de Modric desde su época en el Tottenham, ya conoce esta situación y está al tanto de las intenciones de uno de los futbolistas más importantes de la plantilla de un Solari que no convence a todos los miembros del vestuario. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad