Salida inminente de un peso pesado del Real Madrid 

stop

Zidane pone entre las cuerdas a Florentino Pérez

Zinedine Zidane

29 de agosto de 2016 (10:29 CET)

La cuenta atrás. Quedan solamente dos días para que el mercado de fichajes estival llegue a su fin y el Real Madrid sigue teniendo temas por resolver. Más allá de la llegada de algún crack que refuerce el equipo blanco, Zinedine Zidane tiene un problema más urgente en el banquillo madridista: no hay sitio para todos. El técnico galo necesita que Florentino Pérez le busque salida a uno de los jugadores de la medular, ya que de lo contrario, la sobrepoblación de centrocampistas provocará un incendio en el vestuario merengue.

El once titular de gala de Zizou es prácticamente intocable. Los supercracks tienen su trono inamovible en las alineaciones. Este hecho, juntamente al regreso de Karim Benzema y Cristiano Ronaldo, provocará que varios jugadores se deban sentar en el banquillo. Sin embargo, el gran problema reside en que en la recámara no hay lugar para todos. Únicamente siete futbolistas tienen hueco como suplentes en los partidos.

No salen las cuentas

Es cuestión de números. El cuerpo técnico debe tener en el banquillo a Kiko Casilla, Varane, Danilo, Morata y Lucas Vázquez. Cinco fichas intocables, ya que de lo contrario las demarcaciones quedarían en deuda. Por ello, las dos plazas restantes deberán rifarse entre cuatro centrocampistas de primer nivel: James Rodríguez, Isco Alarcón, Marco Asensio y Mateo Kovacic.

Zizou deberá dejar cada semana a dos hombres en el palco. Y es que la superpoblación de piezas para la medular supone un grave problema para el técnico francés. Por ello, el galo ya se ha reunido con Florentino para que mueva los hilos e intente dejar volar a uno de ellos antes del 31 de agosto. Marco Asensio se ha convertido en intocable, por lo que James e Isco son los dos blancos que acumulan más papeletas. Sin embargo, como ya viene avanzando GOL, la preferencia de Zidane es que sea el colombiano el que acabe saltando del Santiago Bernabéu. El tiempo corre en contra

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad