Sergio Ramos | EFE

Sale la basura de Sergio Ramos o “Florentino Pérez, ¿por qué lo tapas?”: el lío que arrasa el Real Madrid-Barça

stop

El capitán del equipo blanco marca perfil

27 de febrero de 2019 (12:35 CET)

El Real Madrid llega esta noche a uno de los momentos más decisivos de la temporada. Los dos Clásicos que se disputan esta semana en el Santiago Bernabéu pueden marcar el curso entero. Los blancos se juegan mucho más que el honor ante el eterno rival. Sobre todo en el de este miércoles.

La temporada del Real Madrid en una semana

Con la liga prácticamente perdida, en la cada blanca apuestan claramente por la Champions League y la Copa del Rey. Y la segunda parece, a día de hoy, la más factible. Un trofeo que tendrá valor doble si en las semifinales se deshacen del Barça. Por eso en el club han puesto tanto énfasis en la competición del KO.

La orden de Florentino a Ramos (y va de Piqué, Messi y el Clásico) | EFE

Por otro lado, aunque aspirar a la Liga se presente como algo casi imposible, ganar el sábado al Barça sería casi como un título más. Pocas cosas sientan tan bien en el madridismo como una victoria ante el eterno rival. Y más si es la segunda en cuatro días y entorpece al equipo catalán en su camino hacia el título.

Sergio Ramos reclama lo suyo

Pero hay jugadores que se juegan algo más en este doble Clásico. Este es Sergio Ramos, que lleva días reclamando una mejora de contrato que no llega.

El central esperaba un gesto de la directiva tras el pasado verano. Como señalan desde el entorno del club merengue, Sergio quería “cobrar un euro más que Bale”. Pero desde la cúpula no mueven ficha y Ramos se impacienta.

Así las cosas, el capitán sabe que firmando un buen papel contra el Barça podrá poner contra las cuerdas a los dirigentes. Si se reivindica como líder (otra vez) sabe que en la T4 del Santiago Bernabéu no podrán seguir haciendo la vista gorda. “Florentino, ¿por qué lo tapas?”, le han preguntado más de una vez al presidente. El zaguero tendrá argumentos para forzarlos a sentarse a negociar. A final de semana veremos si el de Camas ha conseguido su cometido.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad